El pueblo brasileño rechaza a Bolsonaro, pero no quiere que renuncie

El pueblo brasileño rechaza a Bolsonaro, pero no quiere que renuncie

El presidente rechaza las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud y el pueblo no está conforme con las medidas que se han tomado para enfrentar al coronavirus.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Casi seis de cada 10 brasileños rechaza la posibilidad de que el presidente Jair Bolsonaro renuncie a su cargo pese a que solo un tercio de la ciudadanía aprueba su gestión con respecto a la pandemia de coronavirus, según una encuesta privada divulgada hoy.

El sondeo apareció un día después de que varios medios se hicieran eco de un rumor, luego desmentido, según el cual un golpe palaciego había dejado a Bolsonaro en su puesto pero sin poder de decisión.

La gestión del mandatario ante la pandemia es aprobada por 33% de los brasileños pero solo 37% opina que debe renunciar mientras 59% cree que debe mantenerse en sus funciones, según la encuesta del Instituto Datafolha publicada por el diario Folha de Sao Paulo.

Bolsonaro rechaza las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para combatir la propagación del coronavirus, al que calificó como una "gripecita" de la que solo deben cuidarse los adultos mayores.

Esa posición lo enfrentó con 26 de los 27 gobernadores de los estados federados, que dispusieron medidas preventivas similares a las adoptadas en la mayor parte del mundo, e incluso con su propio ministro de Salud, el médico Luiz Mandetta.

Aunque en los últimos días Bolsonaro recortó la influencia de Mandetta dentro del gabinete, la aprobación a la gestión del ministro es de 76%, más del doble que la del mandatario, según el trabajo de Datafolha.

Brasil es el país de América latina con mayor cantidad de casos confirmados de Covid-19, con 10.278, y 431 personas murieron por esa enfermedad, según el último parte del Ministerio de Salud.

En ese contexto, varios medios informaron ayer como cierto el rumor, posteriormente desmentido, de que un golpe dentro del gobierno había dejado a Bolsonaro en su cargo pero el poder de decisión había pasado a manos del jefe de gabinete, general Walter Braga Neto, como un supuesto "presidente operativo".

Braga Neto, una de las figuras más relevantes del "ala militar" que controla la mitad del gabinete, integra el gobierno desde febrero pasado. Hasta entonces había sido jefe del Estado Mayor General del Ejército.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?