Ecuador se desespera por los cadáveres en las calles

Ecuador se desespera por los cadáveres en las calles

La crisis por los cadáveres en las calles de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil continuaba pese a los esfuerzos de las autoridades por recolectarlos y en medio del desconsuelo e incertidumbre de los familiares de las víctimas.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La crisis por los cadáveres en las calles de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil continuaba pese a los esfuerzos de las autoridades por recolectarlos y en medio del desconsuelo e incertidumbre de los familiares de las víctimas.

Tras las impactantes imágenes en redes sociales de cadáveres en calles y domicilios, colgadas por familiares desesperados ante la falta de respuesta de las autoridades para proceder a su levantamiento, el Gobierno nacional y el Municipio local han coordinado una respuesta en los últimos dos días que, sin embargo, no ha logrado acabar con esta situación.

En la mañana de este sábado en el barrio norteño de Sauces 8, un cadáver fue dejado sobre un mueble en el parterre central de una avenida con el letrero "Hemos llamado al 911 y no hay ayuda".

Después del mediodía un equipo de agentes de Control Metropolitano de Guayaquil, que intervienen en las labores de levantamiento junto a una fuerza especial del Ejército, recogieron otro cuerpo en Sauces 5 y lo trasladaron al cementerio de Jardines de la Esperanza. Se trataba de un fallecido hacía más de un día y que tampoco pudo ser recogido en su vivienda. Las autoridades fueron alertadas por los vecinos, que denunciaron que la madre de la víctima, una mujer mayor, permanecía en la casa junto al cadáver.

Por otro lado, varias decenas de personas se agolparon de mañana a las puertas del camposanto Parques de la Paz de Guayaquil, para exigir que les entregaran a sus difuntos familiares para poder enterrarlos.

"Hoy nos prometieron dar una lista oficial con todos los cadáveres que están allí, porque hay más de diez cuerpos irreconocidos que Medicina Legal va a proceder a reconocer por algún medio, por las huellas dactilares", manifestó a la agencia de noticias Efe, Jorge Díaz, quien esperaba tras la reja del acceso al cementerio para ver si el nombre de su padre figuraba en alguna de las listas.

Los cadáveres corresponden a personas que fenecieron en los hospitales o incluso en domicilios particulares por COVID-19 u otras causas, que fueron levantados y recogidos por las autoridades esta semana. "Hay una lista que ha emitido el hospital de Los Ceibos, pero no se si será oficial o algo aproximado, pero en esa lista no estaba el nombre de mi padre", aseguró Díaz sin ocultar su incertidumbre.

Otra circunstancia es que el cuerpo haya sido trasladado al cementerio público del Parque de la Paz, en La Aurora, en el norte de Guayaquil, donde el sufrimiento puede ser doble porque muchas veces se enteran allí de que sus seres queridos no han llegado y no saben donde están. "Se supone que los hospitales deben esperar hasta que nosotros llevemos el acta de defunción para poderse llevar los cuerpos al cementerio, pero en mi caso, y en el de la mayoría de los que estamos aquí, eso no sucedió", relató entre lágrimas Luis Chóez.

Esta semana, el Municipio de Guayaquil ha dispuesto contenedores frigoríficos para albergar los restos mortales a la luz de la acumulación en las morgues, como medida para paliar los estragos que está causando el coronavirus en la ciudad, que como el resto del país se encuentra bajo un toque de queda de 15 horas al día.

El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, señaló que desde mañana la provincia de Guayas, la más afectada por el coronavirus con 2.402 positivos, dispondrá de 1.500 camas hospitalarias para atender a pacientes por COVID-19. La cifra de fallecidos por el virus en Ecuador ascendió a 172, y los positivos son 3.465, de acuerdo al último parte oficial, con Guayas a la cabeza de los contagios, seguida por Pichincha, de la que Quito es la capital.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?