Pandemia

En el inicio de otra cuarentena, suben las muertes en Italia

En las últimas 24 horas se registraron 602 víctimas, una leve suba respecto a los 566 informados ayer, aunque la cantidad de positivos aumentó en 650 personas, en torno a la mitad del ritmo de los primeros días de abril.

MDZ Mundo
MDZ Mundo martes, 14 de abril de 2020 · 13:49 hs
En el inicio de otra cuarentena, suben las muertes en Italia

Mientras Italia inició hoy la nueva fase de la cuarentena que durará hasta principios de mayo, y con el gobierno ya preparando algunas acciones para poder garantizar la apertura de playas en el verano, las autoridades informaron que 602 personas con coronavirus murieron en las últimas 24 horas.

Según dijo el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, la tendencia sigue mostrando una estabilización de la situación, con más de diez días seguidos de baja de las personas internadas en terapia intensiva a nivel nacional.

Borrelli informó que en las últimas 24 horas se registraron 602 víctimas, una leve suba respecto a los 566 informados ayer, aunque destacó que la cantidad de positivos aumentó en 650 personas, en torno a la mitad del ritmo de los primeros días de abril.

Con los datos de hoy, Italia llegó a las 21.067 víctimas totales, a los 104.291 casos activos -personas que siguen dando positivo para cornavirus- y a los 162.488 contagiados desde el inicio de la pandemia.



Este martes, con la reapertura de liberías, papelerías y negocios dedicados a recién nacidos, Italia empezó una nueva etapa de la cuarentena por coronavirus que se extenderá hasta el 3 de mayo, mientras que el gobierno comenzó la planificación de las medidas para preparar la temporada de verano.

Mario Velderme, vecino del céntrico barrio romano de Borgo, señaló a Télam que es "necesaria" la lenta flexibilización que permita la compra de libros, mientras se dirigía a la librería Feltrinelli de la avenida Vittorio Emmanuele.

Además de la reapertura de los rubros mencionados, el gobierno del premier Giuseppe Conte dispuso una serie de medidas para las actividades que ya contaban con permiso para operar, que incluyen la recomendación de extender los horarios y establecer puertas separadas para ingresos y salidas, además de ordenar que a negocios de menos de 40 metros cuadrados solo podrá entrar una persona a la vez.

En ese mismo plano, mientras las calles de Roma amanecieron con más gente en las filas de los supermercados luego de dos días de cierre por la Pascua y la tradicional Pasquetta italiana, las regiones norteña de Lombardía, Piamonte y Trentino Alto-Adige anunciaron que ya no se sumarán a la flexibilización del gobierno y mantendrán cerradas las librerías y papelerías.

Al mismo tiempo, el gobierno prepara ya una segunda flexibilización para dar comienzo a partir del 4 de mayo a la denominada "fase de convivencia" con el virus.

Esa etapa se extendería hasta la aparición de una vacuna y podría incluir una readaptación de las playas para permitir que los italianos vayan al mar durante el verano pero respetando los distanciamientos.

Luego de que la viceministra de Cultura y Turismo, Lorenza Bonaccorsi, asegurara en las últimas horas que en el verano "se podrá ir a la playa", el diario Corriere Della Sera reveló hoy que entre las medidas estudiadas figuran la de exigir una distancia mínima de dos metros entre las reposeras.

También se obligaría a los balnearios a adaptarse a las mismas restricciones que tienen los negocios de las ciudades en cuanto a capacidades máximas e higiene, además de la emisión de un "voucher" para promover que los italianos veraneen dentro del país.

De todos modos, según el Ministerio del Interior, más de 30.000 personas fueron multadas en Italia durante la Pascua y el feriado siguiente, la denominada "Pasquetta", con una cifra que casi duplicó al promedio diario de sanciones.