El Grupo de Contacto buscará garantizar elecciones en Venezuela

El Grupo de Contacto buscará garantizar elecciones en Venezuela

El grupo compuesto por países americanos y europeos decidió trabajar para garantizar elecciones creíbles en Venezuela y para asegurar la llegada de ayuda humanitaria.

El Grupo Internacional de Contacto para Venezuela acordó hoy, en su reunión inaugural en Montevideo, trabajar en pos de dos objetivos: "Uno, establecer garantías necesarias para un proceso electoral creíble; y dos, permitir la entrada de ayuda humanitaria", informó el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Tras un encuentro a puertas cerradas de varias horas, Nin Novoa, coanfitrión de la reunión, explicó junto a la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE) Federica Mogherini, los dos objetivos acordados y adelantó que el grupo compuesto por países latinoamericanos y europeos se volverá a reunir a principios de marzo para analizar los avances, según una rueda de prensa publicada en el diario local El País.

Mogherini, por su parte, reconoció que las discusiones fueron "difíciles", pero "muy constructivas y francas" y celebró que hayan concluido con "un resultado concreto".

Federica Mogherini, representante de acción externa de la Unión Europea.

"Necesitamos canalizar la ayuda humanitaria de una manera segura, para que no sea politizada y llegue a las personas más necesitadas. La UE está preparada para abrir una oficina de ayuda humanitaria en Caracas en los próximos días", adelantó la diplomática europea.

Mogherini también explicó que Bolivia, uno de los participantes del encuentro no quiso firmar la declaración final del Grupo de Contacto y destacó que esta iniciativa internacional no es lo mismo que el llamado Mecanismo de Montevideo que presentaron ayer en esa misma ciudad los gobiernos de Uruguay y México.

"Son dos grupos diferentes, como composiciones y objetivos diferentes, aunque no son incompatibles", aseguró Mogherini.

El Grupo de Contacto está compuesto por Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, Suecia, Reino Unido, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y México.

Bolivia es el único de estos países que apoyó abiertamente al presidente venezolano Nicolás Maduro, mientras que Italia, México y Uruguay tomaron una posición neutral y llamaron al diálogo.

Marcelo Ebrard, ministro de Exterior mexicano.

El resto de los países reconocieron al titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el presidente interino legítimo de Venezuela y llamaron a elecciones presidenciales de inmediato.

Por el contrario, del Mecanismo de Montevideo forman parte Uruguay, México, Bolivia y los 15 países del Caricom, la Comunidad de países del Caribe, y su propuesta está basada en cuatro fases: Diálogo Inmediato, Negociación, Compromisos e Implementación.

"Es un proceso que se desarrollará en cuatro fases, durante un período razonable, y previamente acordado por las partes. Primero diálogo inmediato. Esto es la generación de condiciones para el contacto directo entre los actores involucrados en un ambiente de seguridad”, explicó ayer Nin Novoa junto a su par mexicano, Marcelo Ebrard.

El presidente Maduro apoyó esta última iniciativa en un tuit, mientras que Guaidó volvió ayer a participar de cualquier tipo de diálogo que no incluya la salida inmediata del poder del líder chavista.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?