El Brexit sacude el bipartidismo británico y crece nueva bancada

El Brexit sacude el bipartidismo británico y crece nueva bancada

Los ocho ex laboristas acusaron a Corbyn de no tener un rumbo claro y de no haber impulsado con suficiente fuerza y determinación un segundo posible referéndum, que podría revertir el primero y poner fin al drama político abierto con el Brexit.

El Brexit amenaza con romper la histórica cohesión de los principales partidos británicos, tras la renuncia hoy de una nueva legisladora laborista, octava en esta semana, y tres conservadoras, que anunciaron su pase al Grupo Independiente, la nueva bancada parlamentaria creada en rebeldía con los líderes del oficialismo y de la oposición.

Las diputadas conservadoras Heidi Allen, Anna Soubry y Sarah Wollaston presentaron hoy su dimisión del partido liderado por la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y anunciaron que se unen al nuevo Grupo Independiente.

Pocas horas antes, otra diputada laborista había anunciado que abandonaba su partido y elevaba a ocho el número de legisladores de la principal fuerza de la oposición británica que sólo en esta semana rompieron con el liderazgo de Jeremy Corbyn.

Las diputadas conservadoras, por su parte, justificaron su decisión en una carta dirigida a May, y culparon a la "desastrosa" gestión del gobierno con el Brexit, informó la cadena británica BBC.

"No puedo representar a un partido que está en el gobierno y que no es capaz de abrir los ojos", aseguró Allen, más tarde, en una conferencia de prensa con sus compañeras, en la que Soubry sostuvo que May está sometida a la voluntad del llamado Grupo Europeo de Investigación, que representa a los conservadores más euroescépticos, liderados por el diputado Jacob Rees-Mogg.

Las tres parlamentarias, sin embargo, se comprometieron a apoyar al gobierno conservador en áreas como la economía, la seguridad y las mejoras en los servicios públicos.

Críticas similares sobre su gestión del Brexit -además de denuncias por una gestión partidaria "antisemita"- debió escuchar Corbyn el lunes pasado al recibir las renuncias de los primeros siete ahora ex laboristas que abandonaron la formación.

Los ocho ex laboristas acusaron a Corbyn de no tener un rumbo claro y de no haber impulsado con suficiente fuerza y determinación un segundo posible referéndum, que podría revertir el primero y poner fin al drama político abierto con el Brexit.

Al igual que Corbyn, la primera ministra manifestó hoy su "tristeza" al recibir la misiva por la salida de estas tres políticas, que también son partidarias de un segundo referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea (UE).

Pero May no ofreció respuesta a las críticas de Allen, Soubry y Wollaston.

"El país se merece algo mejor. -escribieron las tres diputadas ex conservadoras- Creemos que hay un fracaso de la política en general, no solo en el Partido Conservador, sino en los dos principales partidos que se han movido a los extremos dejando a millones de personas sin representación."

A cinco semanas de la salida de Reino Unido de la UE y sin posibilidad de acuerdo a la vista, la nueva bancada Grupo Independiente sumó en sólo unos días 11 miembros, ocho laboristas y tres conservadores, en la Cámara de los Comunes.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?