El Arzobispado había recibido denuncias por abusos de los monjes

El procurador Alejandro Gullé, en compañía del fiscal jefe del Valle de Uco, Francisco Pascua, se refirieron a la detención de dos monjes del Monasterio Cristo Orante de Tupungato. Ambos están imputados por abuso sexual de un hombre que, al momento de los presuntos hechos, era menor de edad.

Ignacio de Villafañe

Gullé, en conferencia de prensa.

Gullé, en conferencia de prensa.

El procurador Alejandro Gullé dijo este mediodía que el Arzobispado de Mendoza ya sabía de la denuncia de los abusos ocurridos en el Monasterio Cristo Orante de Tupungato, por los cuales están detenidos dos monjes. "Esto lo empezó a investigar el Arzobispado de otra manera, era una cuestión muy administrativa", explicó.

De todos modos, el jefe de los fiscales explicó que el denunciante no contó ante el Arzobispado el abuso con acceso carnal que había sufrido, y sí lo hizo ante la Justicia. En este punto, ante las autoridades religiosas, habría narrado cuestiones más leves, por lo que la Iglesia estaba por elevar la causa al Tribunal Eclesiástico.

"Estaba en un estado de ser elevado a un Tribunal Eclesiástico", subrayó Gullé y aclaró que los hechos que la presunta víctima denunció ante la Justicia "no son calcados" de los que denunció ante el Arzobispado. "Los hechos no son calcados -dijo el procurador-. En la denuncia inicial formulada por esta persona en el Arzobispado, no se habló de accesos carnales sino de otros temas vinculados".

El fiscal en jefe del Valle de Uco, Francisco Pascua, dijo que ya se realizaron pericias físicas al denunciante y que fueron estas las que permitieron proceder con las detenciones de los monjes que están imputados por abuso sexual simple agravado con la condición de abuso de autoridad y también por acceso carnal y tentativa de acceso carnal.

Acorde a lo denunciado, los hechos habrían acontecido tanto en la Ciudad de Mendoza como en el Monasterio del Cristo Orante, en Tupungato.

Si bien los primeros delitos habrían tenido lugar en la capital provincial -"en la vía pública", según dejó trascender el fiscal Pascua-, debido a que los de Tupungato fueron de mayor gravedad -allí se habrían cometido los abusos con acceso carnal-, la investigación quedó en manos de la Cuarta Circunscripción Judicial de Mendoza, en Valle de Uco.

Temas
  • Investigación
  • Abusos
  • Monjes
  • Tupungato