Celular será clave para saber si un cura dejó morir a una mujer en San Rafael

El cura Carlos Escarlata prestará declaración hoy ante el fiscal Javier Giaroli por la muerte de Varia Cornejo. Con ella, Escarlata tenía una relación oculta. Aparentemente el sacerdote la abandonó cuando la mujer tenía un coma diabético, sin avisar ni siquiera al 911. Cornejo murió días después de ese encuentro y el sacerdote podría ser acusado por abandono de persona.  "Interesa mucho ver qué contiene el teléfono de la víctima, toda vez que el ansia de Escarlata era recuperar ese teléfono y que no trascendiera esa información", explicó el fiscal.

Avatar del

MDZ Radio

El cura Escarlata.

El cura Escarlata.

El cura Carlos Escarlata es investigado por la Justicia de San Rafael ante la sospecha de que omitió auxiliar a una docente que falleció en octubre del año pasado y con quien mantenía una relación.

Hoy, Escalata prestará declaración informativa ante el fiscal Javier Giaroli en Rafael. Pero al margen de esta declaración, Giaroli anticipó hoy en el programa MDZ Verano que la prueba clave es el teléfono celular de la víctima Valeria Cornejo.

"Como tenía patrón de bloqueo, el teléfono fue enviado a la Unidad de poyo a la Investigación Fiscal en Mendoza. Interesa mucho ver que contiene ese teléfono, toda vez que el ansia de él (Escarlata) era recuperar ese teléfono y que no trascendiera esa información"   

El sacerdote fue ubicado en Buenos Aires y está acreditado en la Justicia que fue la última persona que se contactó con la mujer en vida. "Está acreditado que el 18 de octubre el cura se hizo presente en domicilio, sospechó que tenía un coma diabético y se retiró sin avisar ni al 911. Luego se detectó que la muerte se produjo 3 o 4 días después de la visita de cura, o sea que la mujer agonizó", explicó Giaroli.

Escuchá la entrevista completa de MDZ Radio:

El sacerdote pagaba el alquiler del lugar donde tenía los encuentros con Cornejo y de eso nadie sabía nada, salvo una amiga de la mujer y su psiquiatra.  "Ella aducía cuando se encontraba con el sacerdote que se iba a la casa de una amiga de Mendoza que no tenía señal de celular", agregó el fiscal.

Escarlata está sometido a proceso pero por ahora no existe una imputación. Eso sí, podría ser acusado por abandono de persona, delito que sí tiene pena privativa de la libertad.

Además de la pericia del celular, "también buscará saberse si el cura provocó el estado de indefensión" de la mujer.

Temas
  • Ocurrió en octubre
  • 911
  • Justicia de San Rafael
  • Celular
  • MDZ Verano
  • Unidad de poyo a la Investigación Fiscal en Mendoza