Si yo fuese mina sería re puta

Conde Vampichoco nos cuenta, desde su posición como hombre, un breve análisis de algo que todo macho cabrío dijo alguna vez.

conde vampichoco

11

La duda puede llegarnos a aplacar una vida. Puede llegar a no dejarnos dormir una noche, y todos las tenemos.

¿De donde venimos y hacia donde vamos?

¿Dónde para el 54?

¿Cómo hace ese gordo para estar con esa preciosura?

¿Ariel quita manchas?

Por los siglos de los siglos a los vagos nos ha asaltado una duda universal. Más de una vez pasamos horas y horas pensando en ella. Es una cuestión de decisión y determinación que no sobrepase sus límites de dudas.

"Si yo fuese mina seria re puta"

Esa la respuesta mas común de cualquier vago a esta duda. Dentro de la historia cada uno ha estado buscando respuestas a esta pregunta existencial.

¿Si yo fuese mina que haría?

Primero, si fuesen minas. Serian travas por que vinimos con pito incluido. Y ni rezando podríamos sentir lo que se siente tener un espacio entre las gambas.

Algunos sufrimos a nuestras hermanas, haciéndonos mujeres desde tiempos inmemorables. Nos quedan esos recuerdos de cuando se aprovechaban y nos pintaban, nos calzaban los tacos y nos hacían modelar.

Taco, punta, taco, punta. Después nos retaban por agarrarle el gusto al taco aguja.

Nos contagiaban sus modas. Cuando era niño el color rosado era de nena y el azul era de nene. Usar el color rosado era herejía y si lo usábamos nos condenaba a las burlas de nuestros compañeros por el resto de los siglos. Ahora es todo diferente, usamos el color rosado por que es TOP. Ser mujer es TOP, y ser un hombre TOP es ser pelotudo. Todos conocemos un vago que se hace el TOP y es un pelotudo.

Otros opinan que se pasarían todo el día tocándose las tetas. ¿Acaso yo me paso el día tocándome el pito? Si. Pero no es lo mismo. Yo también me tocaría las tetas todo el día, es un sueño para cualquier hombre y eso no tiene defensa.

Si fuese mujer también me aprovecharía de los boliches, quien no querría tener ese beneficio por tener (En algunos casos) un buen par de timbres.

Alcohol a montones, cosas gratis. Multitudes a los pies de una abertura capaz de soltar bebés.

Yo me imagino un mundo lleno de vagos-mujeres y me siento sucio. Un vago-mujer, imaginándolo seria una mujer muy ligera de principios con las manos pegadas a sus gomas y con tacones de punta. ¿Eso es lo que de verdad se nos pasa por la cabeza para un mundo mejor? Si.

El pago dicen que no vale la pena. Una vez al mes aguantaríamos la tortura de la luna roja. Nada que un par de patadas en los huevos no se compare. El dolor de tener un hijo, dicen que es el máximo dolor soportable por un humano. Nosotros convivimos con eso todos los días, no es comparable a la hora en el baño después de un domingo de asado y fernet.

Ser hombre tiene sus partes malas, pero ¿que nos hace llegar a esa duda? La respuesta simplemente por que buscamos descubrir todo y llegamos a los limites mas grandes con tal de satisfacer nuestros misterios mas grandes. Algunos cruzan de camino, otros se quedan en lo seguro.

Esta duda llegó para abarcar todo el terreno posible, así que hombres. Propongo agarrar el cinto, tomarnos un vino y fajar con la parte de la hebilla. Al fin y al cabo somos hombres y nos dedicamos básicamente a satisfacer estas boludeces.

Y yo soy uno y acá estoy, satisfaciendo sus dudas. Somos pelotudos ¿no?

pie
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?