volver a
Mendolotudo Asoma fin de año y viene de la mano con el cansancio, ¿Es real esto cansancio que sentimos y decimos? ¿O es una mascara que oculta otras sentimientos que no nos permitimos decir?

Noviembre viene cansado

Mendo Mendolotudo

“Estoy cansado” debe ser una de las frases que más escuchamos o quizás que más decimos en esta altura del año. Frase que en realidad la usamos porque escuchamos a otra persona decirla, frases hechas, frases que en lo profundo significan otra cosa diferente a lo que estamos diciendo.

Deberíamos de preguntarnos ¿Qué es lo que nos cansa? Y reflexionar muy en profundidad esta pregunta, porque puede que no sea mi trabajo lo que me cansa sino el tiempo que demoro en el traslado hacia y desde el, puede que no sean mis hijos lo que me tienen cansado si no el no tener tiempo para hacer las cosas que me gustan.

Muchas veces ni siquiera estamos cansado,pero estamos tan acostumbrados a decirlo que terminamos sintiéndonos así, porque las palabras generan realidades y hay que tener cuidado con ellas y como las usamos.

Algo que también tenemos tendencia a hacer es usar el cansancio como una bolsa que agrupa un montón de emociones que no nos sentimos capaces de expresar, porque es más fácil decir “estoy cansado” que estoy aburrido, me siento triste y no tengo ganas de salir, tengo mucha angustia. No nos damos el permiso para mostrar lo que realmente sentimos y lo camuflamos con el cansancio.

Otro ejemplo que normalmente usamos es cuando decimos “estoy bien” como una respuesta automática sin tener idea de cómo estamos realmente.También lo decimos porque no estamos acostumbrados a recibir una respuesta negativa a esta pregunta, si no compruébelo usted mismo y ante la pregunta  de cómo uno se siente responda “estoy mal”, y verá una incomodidad inmediata y sensación de no saber para donde salir de la otra persona . Es muy probable que si aumentáramos la cantidad de preguntas diarias a nuestro mundo interno sería más fácil ser honestos y usar las palabras que sentimos y no aquellas que estamos acostumbrados a decir y así seguir funcionando, sintiéndonos validados por todos y sin mucho espacio para el mundo interno.

La clave esta en preguntarse ¿Estoy cansado realmente?, o lo que parece ser cansancio es otra cosa que no logro descubrir y lo que puede ser peor, puede que no esté cansado y este acostumbrado a decirlo como respuesta automática. Lo que sea que te canse, hay que solucionarlo, y también, cambiar las palabras para cambiar las realidades.

Temas
  • Noviembre bajonero