volver a

Los pros y los contras de ponerla en verano

Nuestro sexólogo Alessandro Rampollo nos deja un análisis exhaustivo de los beneficios y contras de garchar en verano.
Avatar del

El Mendolotudo

1/2
Los pros y los contras de ponerla en verano

Los pros y los contras de ponerla en verano

Los pros y los contras de ponerla en verano

Los pros y los contras de ponerla en verano

>

Verano... sinónimo de sol, calor, poca ropa, ambiente caliente y cuerpos más calientes aún. Las noches aptas para salir, la garganta pidiendo a gritos ser refrescada y la excitación de ver cuerpos semidesnudos son motivos fundamentales que fomentan al coito vertiginoso, sabroso, rápido, sensual y tan necesario.

Es verdad que se hace más fácil coger, ya que la gente está más relajada y predispuesta a pasarla bien sin enroscarse tanto, peeeeeroooo… hay que reconocer que no hay como el invierno para garchar, el frío, las colchas, la cucharita y lo arrumacos. De todas formas vamos a hablar sobre los “pro” y los “contras” de ponerla en esta estación:

Pros:

  • Las noches calurosas hacen que te den más ganas de salir, aumentando las posibilidades de conocer un cuerpo donde saciar tu sed.
  • La poca ropa que se usa hace hervir las hormonas y dan más ganas de ponerla. Además es mucho más sensual que la ropa de invierno. Una minifalda, un shorcito, una pupera, una remera escotada, es mucho más sexy que un jean pedorro, como así también una remera manga corta, unas bermudas, una musculosa es mucho mejor que un buzo y un pantalón largo.
  • Verano es sinónimo de vacaciones y todos sabemos que la gente de vacaciones se desinhibe y es mucho más fácil y predispuesta para ponerla. Además los que se quedan salen de lunes a lunes.
  • Hay más lugares para ponerla, como la montaña o el parque, ya que podes coger abajo del auto sin cagarte de frío. Además con la ropa de verano puesta es casi igual a garchar en bolas.
  • Cualquier situación es factible que termine en dos personas mojándose y eso aumenta las posibilidades de garchar. Imaginate estudiando con tu compañerito con 40 grados, tiene pelopincho y los viejos están de vacaciones… ¿cómo te le resistís?
  • El bronceado (moderado) hace a la gente mucho más sensual y de piel más linda, resaltando ojos, dientes, pelo y cubriendo celulitis, lo cual genera un efecto confianza que abre las puertas a las relaciones.
  • Hay muchos más eventos donde reunirse y dan muchas más ganas de estar afuera de cuatro paredes cagándose de calor.
  • Abren los boliches con patio, haciendo más fácil el cortejo y aumentando las chances del apareo salvaje.

Contras:

  • Es imposible no comenzar a chivar desde la previa, haciendo participar al espantoso elemento “sopa” en el acto sexual.
  • El famoso hostigamiento de la “cuchara” no se puede llevar a cabo, ya que la misma termina generando un asqueroso caldo en la panza del hombre y una resbalosa mancha en la espalda de la mujer.
  • Si chivas con olor estás frito angelito.
  • Si no tenes aire acondicionado o un ventilador tamaño zeppelín el acto agobia y termina bajándosela a ambos.
  • No se puede coger en otro horario que no sea el nocturno, olvídate de los “siesteros” o “mañaneros” porque son un calvario.
  • Se reducen las chances a coger en horarios laborales, ni hablar de levantar en la cola del banco, en la parada del bondi o en la oficina. Estas tan pegote y sudado que no hay perfume que esconda “la calor” que padeces.
  • Sale el sol muy temprano, y estar solo al amanecer es signo de que esa noche perdiste como nadie, así que en el boliche el tiempo para levantar se acorta. El sol de la madrugada se la baja mal a las nocheras, sabelo.
  • El tiempo que te viene “la cuestión” es un calvario y estás cien veces más idiota que de costumbre, prácticamente como un zombie enjaulado.
  • Te pones al palo muy rápido y los misiles lácteos son eyectados más precozmente.

Eso ha sido todo por hoy, me voy a pegar una ducha a ver si me clavo una fresca y luego un calentito.