¿Sabías de qué está hecho el infierno? ¡Enterate en esta nota!

¿Sabías de qué está hecho el infierno? ¡Enterate en esta nota!

Curty Love nos deja una lista detallada sobre todos los elementos de los que está hecho el infierno.

Curty Love

Averno, abismo, tinieblas, castigo, “inframundo”, como lo llamaban los hebreos, decenas de sinónimos para describir a un mismo lugar: El Infierno. Definido por la Real Academia Española como el lugar donde los condenados sufren, después de la muerte, el castigo eterno. Nombrado en la Biblia como sepulcro o el lugar de los muertos. Considerado por los Testigos de Jehová como un sepulcro de la humanidad y no un lugar de castigo (en donde seguramente para llegar a él tenés que tocar un timbre un domingo a las 15 de la tarde o en cualquier momento en el que estés durmiendo la siesta). Descripto por Dante Alighieri en la obra “La divina Comedia” como un cono con una punta para abajo y 9 círculos en donde los sometidos son condenados.

¿De qué está hecho el infierno? De fuego, de hostigamiento, de tinieblas. Porque investigando diferentes definiciones me puse a pensar, ¿y si el infierno está en la tierra? ¿En forma de que estaría?

Estaría hecho de gente pelotuda que no sabe usar ascensores.

  • De gente que dice “Cheboli”, en vez de boliche, “Nevera” en vez de heladera, “Balón” en vez de pelota, “tergopol” en vez de Tergopor, “Ramera” en vez de puta.
  • De discografía de Belinda y Cristian Castro entangado.
  • De personas que te escriben:

– Hayyy, ¡qué lindo!
– Ay que ir a bailar a Picasso
– Ahí que rendir mañana, nos van a romper el c***

  • De cervezas calientes, ferneces con pepsi y deliverys que te traen la comida fría.
  • De personitas que comen almÓndigas con alverjas y bayonesa.
  • De cadenas nacionales con raperos que se creen 50 Cent y son Agapornis con anginas.
  • De gente que te golpea la puerta cuando estás en un baño público y vos estás: con una mano bajándote la bombacha, con la otra sosteniendo la cartera y con el pie derecho sosteniendo la puerta, porque por supuesto que no tiene traba.

  • De policías que te preguntan si no viste el cartel de PARE o si sabías a qué velocidad venías. (Y… mirá, al radar lo tenías vos, ¡decime vos a qué velocidad iba!)
  • Está hecho de los malditos carteles que te aparecen en la computadora pidiéndote datos para ver si no sos un robot o una persona.
  • De llamadas de telemarketers cordobeses o del Caribe.
  • De fotocopias mal abrochadas o dueños de las mismas, que después de uno haber esperado 57 minutos para haber si había terminado de largarte el Capítulo 1 de “Como esperar mis fotocopias sin ansias y sin patearte el mostrador” te contestan: – No, todavía no están. Mientras se toman un mate más lavado que las manos de Poncio Pilato.
  • De gente que se levanta y se queda con la mirada clavada en un zapato, como si no hubiera un mañana.
  • De tías que te preguntan:

– ¿Dónde está el novio? (cuando estas soltera)
– ¿Cuándo te vas a casar? (cuando estás de novia)
– ¿Cuándo vas a tener tu primer hijo? (cuando estás casada)
– ¿Cuándo vas a tener el segundo? (cuando ya tuviste el primero).

  • De gente que te canta el feliz cumpleaños mientras vos tenés menos expresión en la cara que una barra de azufre.
  • De gente que hace perfiles truchos en las redes sociales, ponen de foto de perfil a una mina estilo Megan Fox y no llegan a ser el Fan de Wanda Nara

  • De gente que no se lava la cabeza y tiene olor a palitos salados de Pehuamar.
  • De personas comiendo mandarina en el bondi.
  • De gente que le pone nombres raros a sus hijos, tipo: MERLÍN ATAHUALPA, María Moulin Rouge Quevedo, Pedro Thundercat, Mario Sub-Zero Reinoso.
  • De gente que te habla con diminutivos: Holis, ¿querés venir a mi casita? que estoy medio aburridita, tengo matecitos. (Ojalá se te caiga el matecito con agua hirviendo en el ojo)
  • De modelos que hacen una propaganda de shampoo y les queda el pelo perfecto mientras que cuando una lo intenta hacer parece que tiene en la cabeza un quincho de ladrillos con termitas.
  • De galletas surtidas con el dulce de mierda ese que se te pega en las muelas.
  • Del verdulero que pasa por tu barrio con el parlante que te dice: ¡¡¡¡¡¡¡hhhhhaaaaaayyy: iaf<l g dafugdzjcvbc!!!!!!!!!
  • De compañeros de la primaria y secundaria que ya tienen familias felices y trabajos de alta gama, mientras vos seguís siendo un estudiante o pobre trabajador que solo cobra para comprarse comida de segunda quincena, a saber: Arroz con pollo, arroz con fideos, fideos con pollo, fideos con arroz.
  • De alfajores rellenos de fruta.
  • De puertas pentágonos.
  • De saludar a gente que no era. O querer caminar por una vereda encontrándote a una persona desconocida de frente y amagar a pasar para el mismo lado 6 veces pareciendo padecer cada uno un trastorno mental diferente y progresivo.
  • De el mozo que te atiende y cuando te trae un vino espera a que lo tomés para ver si te gustó.
  • De personas que se quejan del calor en verano y de frio en el invierno.
  • De personas que para demostrarte que hace frio afuera te tocan la cara y te queda tiesa como Sylvester Stallone.
  • De bufandas que no te cubren ni las amígdalas y guantes con agujeros en algún dedo.
  • De hacer cola en un Rapi Pago y que cuando estás a punto de pagar te des cuenta de que esa factura solo se paga en Pago Fácil.
  • De que en un mismo nivel de Candy Crush aparezcan: los putos merengues, los putos obstáculos que parecen rollos de alambres, los putos chocolates y los putos movimientos erróneos que hacen que pierdas el nivel quedándote tan solo una vida.
  • De interrogaciones en el juego Preguntados, tipo:

– ¿Cuánto moco puede producir un ñandú en 2 horas?
– ¿De qué color transpira una rana de ojos rojos?

  • De padres que piensan que sus hijos chicos pueden ser un artista famoso en potencia y los mandan a piano, futbol, pandereta, cuando lo único que quieren hacer los pobres niños es matar pingüinos en un juego de guerra.
  • De minas que se operan tanto la cara que parecen tener displasia fibrosa.
  • De sanjuaninos.
  • De personas que no etiquetan a sus amigos/as riquísimos en las fotos.
  • De teléfonos que se nos caen en la cara cuando estamos acostados o que los tiras al colchón y rebotan para hacerse bosta en el piso.
  • De personas que te preguntan porque tenés esa cara cuando no te pasa nada o cuando te pasa algo y no querés contarlo.
  • De gente que no te viene a visitar nunca y a la vez que lo hacen vienen un día lluvioso y te dejan todo el piso sucio. (la puta que te parió, secate un poco al menos)
  • De panes dulces con frutas abrillantadas.
  • De autos con calcomanías tipo: “Tu bocina no me helicopteriza”, “Si manejo para el orto llama al 0-800-TUVIEJAMEENSEÑA”

  • De leche con nata.
  • De gente que cuando vas a rendir, te dice que no estudió y aparte de sacarse un diez es tan inteligente que es capaz de inventar la segunda fórmula para calcular la Hipotenusa.
  • De minas que se quejan de que las traten como gatos y salen en las fotos en posiciones tales que se les puede ver hasta la segunda vértebra lumbar.
  • De tipos que se quejan de que los tratamos como unos pelotudos y te comienzan una conversación con un:

– Holis, ¿k asias?
– Mataba pandas, ¿y vos?

  • De hombres que te dicen: ANDA A LAVAR LOS PLATOS cuando una en realidad tiene lavavajillas.
  • De llamar y que siempre un teléfono te de ocupado.
  • De gente que se queja de todo lo anterior planteado.
  • De domingos a la tarde, de lunes en la mañana.

Creo que nos tendríamos que preguntar varias cosas: ¿Y si el cielo está hecho un infierno?, porque si el ser humano es propio destructor ¿porque también no lo puede estar haciendo allá arriba?¿Y si el averno está hecho de cosas buenas?. Preguntas sin respuestas, como el sentido de la vida misma. Mientras tanto yo me quedo con una frase de Aldous Huxley , soñando que algún día El infierno sea solo el nombre de una película.

“…QUIZAS ESTE MUNDO SEA EL INFIERNO DE OTRO PLANETA…”

Te puede interesar

¿Querés recibir notificaciones de alertas?