volver a

¿Qué es el Bleisure?

Un viaje de negocios también puede convertirse en un viaje de placer.

Avatar del

Mdz Trip

¿Qué es el Bleisure?

¿Qué es el Bleisure?

La tendencia llamada ‘Bleisure’ combina precisamente el ‘business’ con el ‘leisure’, un viaje de negocios que se extienden con algunos días de vacaciones adicionales

Hoy en día gracias a la tecnología puedes trabajar incluso desde la playa. ¿Viaje de negocios o de placer? A todos nos cuesta sacar tiempo para unas vacaciones, pero si además es un empresario que lucha por hacer despegar su negocio a nivel internacional, es posible que necesites tomar muchos aviones para conseguirlo. Esos viajes de trabajo pueden ser agotadores, y por eso aún es más valioso contar con ciertas comodidades y placeres. Por suerte, a día de hoy contamos con muchas opciones de vuelos baratos y hoteles asequibles.

Bleisure, una nueva tendencia en viajes de negocios

El estilo de vida digital actual está cambiando el espacio de trabajo y alejando a los empleados de sus cubículos. Del mismo modo, la línea que separa los viajes de negocios y de placer se ha ido difuminando. La tendencia llamada ‘Bleisure’ combina precisamente el ‘business’ con el ‘leisure’. Cada vez es más común, no solo para quienes toman vuelos de negocios, sino también quienes se mueven en coche o en tren. Los viajes de negocios se extienden con algunos días de vacaciones adicionales, o bien las vacaciones pueden incluir reuniones y otras actividades de negocios.

Solemos ver el descanso como una pérdida de tiempo, una actividad que no tiene ninguna relación con el trabajo. Cada vez más estudios demuestran la gran relación que hay entre el bienestar personal y el rendimiento laboral. Un viaje de negocios con ciertos espacios para el placer y la relajación puede ser mucho más fructífero.

Comodidades para mejorar la calidad del viaje

Las principales comodidades que se pueden incluir en un viaje de negocios del tipo ‘bleisure’ son las siguientes:

● Jacuzzi, sauna, gimnasio, piscina, acceso a playa…

● Restaurantes para comer o cenar bien, fuera de los compromisos laborales

● Actividades de ocio como visitas culturales, asistencia a espectáculos, etc.

● Actividades de la empresa tipo team building, como tirolesa, yoga o cualquier formación basada en el juego en equipo.

Como ves, un viaje de negocios si se toma con calma puede ser más relajado, divertido e incluso lucrativo. El próximo viaje puedes pensar en reservarlo con más tiempo, para evitar ir del aeropuerto al hotel y corriendo del hotel a la reunión de trabajo. Puedes ganar mucho tiempo perdiendo un poco de él, pues al final más vale cantidad que calidad cuando se refiere a productividad.

Además de los extras, al final lo que más se valora en un viaje de negocios es contar con las comodidades de un hotel. Alojarse en una suite con espacio y confort, con un restaurante de calidad e infraestructuras para recrearse en las horas libres entre reunión y reunión.

Fuente: La Vanguardia

Temas
  • Tips and Trips