volver a

Mal de altura: qué es y cómo evitarlo

Te decimos qué es y cómo evitar el mal de altura. Con estos tips podrás mitigar ese mal.

Avatar del

Mdz Trip

Mal de altura: qué es y cómo evitarlo

Mal de altura: qué es y cómo evitarlo

Aunque no es considerada como una enfermedad, este mal lo padecen algunos viajeros, cuando suben montañas o visitan ciudades localizadas a una altura superior a la de su lugar de residencia. 

Qué es el mal de altura

Es la alteración ocasionada por la hinchazón del cerebro a consecuencia del ascenso brusco de una altura geográfica a otra.

Síntomas del mal de altura

Dolor de cabeza

Mayor fatiga

Necesidad de aire

Mareos

Somnolencia

Vomito

Nauseas

Sin embargo, excepto el dolor de cabeza, que se presenta siempre que un viajero padece ese mal, los demás síntomas pueden no presentarse.

Es importante destacar que los síntomas no aparecen inmediatamente, ya que estos se hacen patentes de seis a ocho horas después de que llegadas al destino.

Los malestares pueden permanecer algunos días o sólo un par de horas. Una vez que las molestias desaparecen eso significa que el cuerpo “ya se aclimató”. Por lo que no hay ningún peligro, ni consecuencia que pueda presentarse más adelante.

Quiénes pueden padecer mal de altura

Principalmente, cuando las personas que viven a nivel del mar ascienden a puntos geográficos situados a más de 2,500 metros.

Al ascender a 3,000 metros personas que viven a nivel del mar, en 30% de los casos presentan mal de altura.

Cuando suben por encima de los 4,500 metros el número de afectados puede ser de hasta 70%, ya que la presión del aire se encuentra a la mitad de lo normal.

Pero muchas veces los turistas que viajan a lugares más altos no se percatan de que sufrieron mal de altura. Esto se debe a que varios síntomas pueden confundirse con la alimentación, así como con los cambios de horarios.

Cómo evitar el mal de altura

Para evitar este problema, lo más importante es intentar habituarse poco a poco a la altura.

No ascender rápidamente altitudes importantes que superen los 2,500 metros.

Es mejor hacerlo en etapas, es decir, subir 600 metros cada 24 o 48 horas.

El mal de altura es un padecimiento muy variable, pues hay personas que son más susceptibles a los cambios de altitud, y otras que los aceptan perfectamente, a pesar de ser cambios importantes.

El mal de altura grave sólo se presenta en alpinistas que suben a más de 5,000 o 7,000 metros sobre el nivel del mar.

Este tipo de ascensos pueden desencadenar una situación grave que puede ir desde un malestar por varios días hasta la muerte.

Cómo combatir el mal de altura

En algunos casos los pacientes deben ingerir acetazolamida, un medicamento que disminuye de forma considerable los síntomas de ese mal. Sin embargo, eso lo debe determinar un médico, luego de una valoración seria.

Así que si estás planeando viajar a una ciudad que se encuentra más alta que la de tu lugar de origen recuerda tomar ciertas precauciones para evitar el mal de altura.

Toma en cuenta que es fundamental cuidar tu salud antes, durante y después de un viaje, principalmente, cuando vas al extranjero.

Temas
  • Tips and Trips