volver a

La polinesia chilena: el paraíso terrenal

No hay otro lugar habitado en el mundo que esté tan aislado en el mar como la polinesia chilena. Así de única es la Isla de Pascua. Y es esa misma condición la que le otorga su autenticidad y un aura de fascinante misterio. ¡Ya es hora de que vayas a descubrir sus secretos!
Avatar del

MDZ Trip

1/3
La polinesia chilena: el paraíso terrenal(Web)

La polinesia chilena: el paraíso terrenal | Web

La polinesia chilena: el paraíso terrenal(Web)

La polinesia chilena: el paraíso terrenal | Web

La polinesia chilena: el paraíso terrenal(Web)

La polinesia chilena: el paraíso terrenal | Web

Isla de Pascua es una isla de Chile ubicada en la Polinesia, en medio del océano Pacífico a 3700 km de Caldera. La isla es uno de los principales destinos turísticos del país debido a su belleza natural y su misteriosa cultura ancestral de la etnia rapanui, cuyo más notable vestigio corresponde a enormes estatuas conocidas como moái.

Esta asombrosa isla ofrece opciones de actividades para todos los gustos y todas las edades. Para los que buscan sólo descansar, además de conocer la fascinante historia de la isla, las opciones más recomendables son los tranquilos recorridos en auto por los principales sitios arqueológicos así como cortos paseos a pie para disfrutar del mar y del paisaje. Por supuesto, nada mejor que dedicar una mañana al arte de la relajación en la preciosa playa de Anakena y tomar el sol sobre su suave arena blanca. Ver una puesta de sol mientras los últimos rayos de luz se deslizan entre los enormes moais, es una experiencia que se grabará en la mente y en el corazón del viajero para siempre.

Pero si lo que se quiere es acción, entonces la Isla de Pascua también tiene mucho que ofrecer. Los amantes de la aventura, podrán descubrir las bellezas de las profundidades de un océano excepcionalmente claro, durante unas horas de buceo. Y si se está en buena forma, recorrer la isla sobre una bicicleta de montaña es una oportunidad que no debe perderse, ya que así se puede llegar a lugares tan vírgenes y solitarios que la paz que se siente es incomparable.

Trekking, paseos en bote o a caballo, y muchas otras opciones que e invitan al visitante a pasar el mayor tiempo posible en la isla para poder sacarle el máximo provecho. Ninguna de las alternativas deja indiferente, ya que no se trata de la actividad en sí misma, sino también del maravilloso paisaje que la isla ofrece a cada paso.

La inmensidad del mar, los lagos y sus ríos afluentes te invitan a contemplar maravillosos paisajes o nadar en sus refrescantes aguas. Respira hondo y disfruta la impresionante naturaleza chilena desde la omnipresente Cordillera de Los Andes y sus miles de volcanes esparcidos por Chile.

¿Cuáles son las mejores playas de la isla?

1)Anakena

Anakena, que es la principal playa de Isla de Pascua, representa la típica estampa que todos tenemos cuando pensamos en una playa paradisíaca. Su blanca y fina arena coralina, el mar cristalino de color turquesa, sus calmadas olas y las palmeras cocoteras (traidas de Tahití hace varias décadas) la convierten en un lugar ideal para el descanso y el ocio.

La playa Anakena invita a bañarse en cualquier época del año, ya que la temperatura del agua se mantiene en una media de unos agradables 20ºC, con pequeñas variaciones en el verano y el invierno.

Anakena es todavía una playa bastante virgen, con pocos bañistas, sobre todo durante la mañana (los tours organizados suelen llegar por la tarde) o en temporada baja, lo que permite, en ocasiones, disfrutar a solas de este pequeño, remoto y bellísimo paraíso.

Además, Anakena no es sólo una idílica playa. Este lugar es considerado la cuna de la historia y la cultura de Isla de Pascua. Fue aquí donde el primer rey de la isla, el Ariki Hotu Matu'a, desembarcó con sus hombres y estableció el primer centro poblado que dio origen a la cultura Rapa Nui.

2)Ovahe

Ovahe está situada a poco más de un kilómetro y medio de la playa Anakena en dirección sudeste, pero debido a la falta de señalización y a la poca facilidad de acceso, ha conservado su carácter casi virgen.

Esta pequeña playa, que es más bien una cala, está rodeada de acantilados de origen volcánico de color rojizo. Sus aguas son de color turquesa y su arena fina es de color rosado producto de la mezcla de la escoria roja volcánica y del coral blanco erosionados.

Temas
  • Isla de Pascuas
  • Chile
  • Ovahe
  • Anakena