volver a

La Piedra del Peñol

Uno de los lugares más pintoresco y naturales de Colombia. No te lo pierdas!
Avatar del

MDZ Trip

1/5
La Piedra del Peñol(Web)

La Piedra del Peñol | Web

La Piedra del Peñol(Web)

La Piedra del Peñol | Web

La Piedra del Peñol(Web)

La Piedra del Peñol | Web

La Piedra del Peñol(Web)

La Piedra del Peñol | Web

La Piedra del Peñol(Web)

La Piedra del Peñol | Web

Guatapé, como uno de los lugares turísticos más pintorescos y naturales de Colombia y a tan solo dos horas de la ciudad de Medellín, es un municipio que acoge a cada turista local o extranjero que va a visitar. Al llegar al pueblo, uno se los sitios más espectaculares para visitar es La Piedra del Peñol.

Cómo llegar

Estando en la ciudad de Medellín, es necesario dirigirse a la Terminal de Transportes y allí tomarse un bus público que se dirija hacia el municipio de Guatapé y continuar hasta la Piedra del Peñol, siendo ésta la última estación posible. La hermosa vegetación que se visualiza durante el trayecto, es tan impactante como los paisajes próximos a apreciar en la Piedra del Peñol.

Embarcados en la aventura y llegados a la estación de la piedra, se ofrecen varias oportunidades para subir hasta la entrada del sitio, entre ellas están: en caballo, en jeep, en moto o caminando con el fin de ejercitar el cuerpo. Dicha primera subida dura alrededor de 15 minutos.

Una vez se llega a la base de la piedra, el paisaje parece ser prometedor, lo cual anima a los visitantes a tomar el rumbo hacia la cúspide de la piedra y disfrutar la grandeza de la naturaleza. Para subir a la cúspide hay que pagar la entrada en la taquilla. El ascenso en todo un desafío, puesto que únicamente es por medio de los más de 700 escalones que la componen. Es todo un ejercicio y es importante manejar un buen estado físico sin extremos, así como realizar paradas con el fin de descansar y tomar energías para continuar.

Una vez pisado el último escalón, la victoria física ha sido lograda, sin embargo, la vista panorámica próxima a obtener, facilita la recarga energética de cualquier persona, pues es un paisaje que vislumbra por su belleza. Pequeños y contiguos islotes se perciben a kilómetros de velocidad. Es toda una vista de 360° que deja sin palabras a más de uno y lo mejor de todo es tomar un tiempo en silencio para disfrutarlo. Además es un excelente lugar para capturar impactantes fotografías naturales. Para quienes quieren obtener un recuerdo conmemorativo del momento, son invitados a que aprovechen y compren los souvenirs en la tienda que está localizada en la cúspide.

Luego de haber alimentado el alma y el espíritu con el paisaje, los turistas regresan al pueblo para almorzar y explorar sus pintorescas calles que agradan por su particularidad y tradición. El pueblo se recorre caminando y los habitantes son felices de recibir a los turistas y hablarles sobre sus costumbres, cultura y compartir con ellos una taza de café, siendo la plaza es uno de los lugares más representativos del pueblo

Temas
  • colombia
  • La piedra del Peñol
  • medellin