The Walking Dead: los detalles del gran retorno

Este domingo a las 23.30 comenzó la segunda parte de su 8° temporada, entre sucesos sangrientos y escenas más lentas.
Avatar del

MDZ Espectáculos

1/5
Rick Grimes, su hijo Carl y Michonne afrontan sus destinos terribles en "The Walking Dead" (Prensa FOX).

Rick Grimes, su hijo Carl y Michonne afrontan sus destinos terribles en "The Walking Dead" (Prensa FOX).

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

The Walking Dead: los detalles del gran retorno

Los héroes huyen de las llamas y de los zombies, al encuentro de sus propias sombras. "Carl, hijo. Todo lo que viste y sufriste en estos años. ¡Eras sólo un niño!", sufre Rick Grimes. Y en los ojos de ambos vibra la memoria del fuego en una noche fatal: Carl tiene una dentellada zombie en su cuerpo y no hay vuelta atrás.

Este domingo a las 23.30, por FOX Premium Series, se estrenó la segunda mitad de la octava temporada de la serie The Walking Dead. Llegó con furor, furia y más sangre regada frente a millones en las pantallas de la TV y en el mundo on-line. Y el lunes a las 22 volverá a verse por la señal FOX este episodio estreno, titulado Honor. Y su impacto va a seguir.

Así habrá forma de procesar los diversos tonos de sus escenas, como secuelas de la guerra contra los zombies, que se extendió a las luchas fatales entre los humanos tras la larga epidemia mortal de 2010. El episodio Honor comenzó con crudeza, logró calma en flashbacks (o sueños) con cielos azules y prados en un mundo sin "walkers", hasta que retomó el ritmo, con densa y recargada oscuridad.

Carl. El personaje de Chandler Riggs fue mordido por un zombie (Prensa FOX).  

¿Atacar o sucumbir? Los ganchos que había dejado el cierre de la primera parte de la octava temporada, el 11 de diciembre, se cerraron sobre sus personajes clave: Rick (Andrew Lincoln) procesa la culpa de haber llegado tarde a la comunidad de Alexandría, atacada e incendiada por su peor pesadilla no zombie: el cínico Negan (Jeffrey Dean Morgan) y sus cómplices serviles, Los Salvadores.

Ahora, Rick llora y su hijo Carl (Chandler Riggs), en una camilla roñosa, sangra por la mordida zombie que recibió en el abdomen -en el episodio previo- mientras ayudaba a la gente de Alexandría a huir de Negan. "Un padre debe cuidar a su hijo", tiembla Rick junto a su novia, la gran dama afro Michonne (Danai Gurira). Una herida zombie no tiene salvación.

Los mira el joven Carl (Chandler Riggs), los abraza y percibe su lenta respiración: "Ya soy grande, papá". Y lo siente en el abdomen. "El deber de un padre es dar amor". En este instante, ¿cuántos habrán temblado frente a las pantallas? Los recuentos de audiencia no podrán captar el dolor de haber visto, en este noveno episodio, que la guerra fracturó a las comunidades de La Cumbre y de El Reino (cuyo líder, Ezekiel, quiere escaparse de las dudas y del tedio moral).

Bajo tierra. Michonne y Rick saben que Carl actuó como un héroe (Prensa FOX).  

Hay que reorganizarse para no cansarse (y no aburrir al espectador). La sangre y el drama humanos serán el foco del resto de la octava temporada, en pos de rearmar la batalla contra Los Salvadores. En segundo plano, los zombies siguen caminando en busca de carne viva para masticar.

En este arranque, Negan y Rick tuvieron una lucha efímera en la noche, pero se replegaron para lidiar con sus propias heridas. En tanto, en El Reino, Carol (Melissa McBride) y el decisivo Morgan (Lennie James) revirtieron el plan de Gavin (Jayson Smith Warner), teniente de Negan: que todos sembraran sorgo como esclavos de Los Salvadores. Pero un ejecutor inesperado atravesó con un palo la cabeza de Gavin.

Negan. Con sus secuaces, Los Salvadores, imagina nuevas acciones sádicas (Prensa FOX).  

Dos arcos argumentales fueron clave en este despegue final de la octava temporada: los inocentes recuerdos de Carl, con fondo de música country-rock, y su vuelta al presente, cobijado por Rick y Michonne. El resto fueron silencios, miradas paternales y abrazos del corazón.

Habrá que soportar este desafío que propone para los capítulos siguientes The Walking Dead: oscilará entre hechos de impacto y horas muertas -con diálogos algo recurrentes-, hasta que nuevas ideas sádicas de Negan recalienten las pantallas. La plaga de los zombies no bastará.

Sin el ritmo temporadas previas, esta serie pos-apocalíptica necesita ingenio y nuevos factores sorpresa. Algo que sabrá Rick Grames cuando deje de llorar: la guerra y las masacres algún día se tendrán que terminar.

"The Walking Dead"

Buena

Drama y terror. De: Frank Darabont y Robert Kirkman. Con:Andrew Lincoln, Norman Reedus, Jeffrey Dean Morgan, Danai Gurira y otros.

Fuente: Patricio Féminis para Clarín


Temas
  • The Walking Dead