Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio

Luego de ocho años de ausencia, los Cadillacs regresaron a la provincia en el marco de la Fiesta de la Cerveza. Un concierto perfilado hacia sus grandes hits, pero que sumó varias sorpresas interesantes.
Avatar del

Gonzalo Arroyo

1/16
Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Gentileza Martín Pravata)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Gentileza Martín Pravata

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio(Alf Ponce / MDZ)

Los Fabulosos Cadillacs en Mendoza: (re)visitando su propio repertorio | Alf Ponce / MDZ

Pasaron ocho años de la última visita de Los Fabulosos Cadillacs a Mendoza. Durante ese periodo de tiempo sucedieron muchas cosas: el "Cadillacsgate", tres nuevos discos de estudio, los festejos por sus 30 años, una gran gira latinoamericana y una renovación generacional -de carácter familiar- de algunos de sus integrantes. 

Este regreso de la banda liderada por Vicentico y Flavio Cianciarulo, que se dio en el marco de la tercera jornada de la décima edición de la Fiesta Provincial de la Cerveza, claramente generaba mucha expectativa entre sus seguidores y no es para menos si pensamos que estamos ante una de las bandas más importantes del rock nacional con un gigante repertorio asociado al inconsciente colectivo de al menos tres generaciones. Por eso, la reinterpretación en vivo de sus éxitos más importantes fue la carta mayor que jugaron los Cadillacs anoche.

Gran parte del concierto estuvo perfilado hacia sus grandes hits. Así se fueron escuchando "Mi novia se cayó en un pozo ciego", "Demasiada presión", "Vasos vacíos", "Calaveras y diablitos", "Siguiendo la luna" y "Matador", entre otros. Cuando estas canciones surtieron el efecto esperado en el público, llegó el momento de "Averno, el fantasma" y "La Tormenta", tan solo dos canciones - la dosis justa- de su último disco La salvación de Solo y Juan (2016). Ubicadas justo en la mitad del show dieron la sensación de intervalo dentro del muy bien pensado armado del listado de 20 canciones que interpretaron en una hora y media.

La intención de que el concierto esté bien equilibrado -entre los hits, lo nuevo y lo poco conocido de antaño- estuvo llevado a la práctica con fluidez, ritmo y la positiva reacción del público.

>

Igualmente, los puntos altos estuvieron en "esas otras" canciones. Comenzar con "Manuel Santillán, El León" fue muy acertado. Tema que forma parte de la  etapa más contestataria de los Cadillacs y que en la actualidad su letra vuelve a resinificarse. Lo mismo ocurrió con "Mal bicho", "Las venas abiertas de América Latina", "V centenario" y "Silencio Hospital". Todas ellas -desde distintas perspectivas y lugares- denunciaron en los noventa la represión policial, la corrupción política, el aniquilamiento indígena, la violencia mediática, la criminalización de la protesta, etc. Temas escritos hace más de dos décadas que suenan actuales y vuelven a tener un triste sentido.

La interpretación en vivo de cada tema no es tan distinta de las versiones de estudio. Hay ciertos arreglos que buscan acentuar determinada parte de alguna canción que lo merezca, pero en general son una reinterpretación de como fueron grabadas en su momento. De esta forma, al no arriesgar demasiado, se cumple el objetivo básico de dar un concierto respetable.

Algo similar sucede con la actitud sobre el escenario de sus integrantes. Vicentico juega un papel más parco y poco expresivo -igualmente siempre fue un frontman que se manifestó desde la quietud- a diferencia de Flavio Cianciarulo que termina siendo el alma de la banda, recorriendo todo el escenario a los saltos y agitando al público en todo momento.

Por su parte, los nuevos integrantes Astor y Florían - hijos de Flavio y Vicentico respectivamente - juegan el papel de sumarle juventud a una banda que nuca dejo de sonar joven y fresca. Astor es el que tiene mayor expresividad y se encarga por momentos de hacer contrapunto con el mítico baterista Fernando Ricciardi - es decir que muchos temas son interpretados por dos baterías a la vez- y también en bajo con su padre. En este caso particular, creo que el doble bajo es un recurso carente de sentido para los Cadillacs -algo que si funciona muy bien en bandas como Molotov - ya que Flavio logra plasmar él solo todo el espectro sonoro, y quizás su hijo solo queda remarcando tónicas.

En síntesis, la maquinaria Cadillacs encuentra su combustible en la (re)visita de su propio repertorio, sumando una actualización generacional que no le resta pero tampoco le suma tanto, y definiendo muy bien el listado de temas a interpretar para dejar contentos a todos.

por Gonzalo Arroyo / Fotos gentileza Martín Pravata

Listad de temas: 

Manuel Santillán, El León

Mi novia se cayó a un pozo ciego

Conversación nocturna

El aguijón

El genio del Dub

Demasiada presión

Averno, el fantasma

La Tormenta

Calaveras y diablitos

Las venas abiertas de América Latina

Saco azul

Carmela

Mal Bicho

Matador

V Centenario

Siguiendo la luna

Silencio hospital

Vasos vacíos

El satánico Dr. Cádillacs

Yo no me sentaría en tu mesa