La lujosa vida de Vanucci: custodios, niñeras y 300 zapatos

La esposa de Matías Garfunkel reveló detalles de su flamante estilo de vida. Aunque, según díce, no se olvida de su Ituzaingó natal.
Avatar del

MDZ Espectáculos

1/2
La lujosa vida de Vanucci: custodios, niñeras y 300 zapatos

La lujosa vida de Vanucci: custodios, niñeras y 300 zapatos

La lujosa vida de Vanucci: custodios, niñeras y 300 zapatos

La lujosa vida de Vanucci: custodios, niñeras y 300 zapatos

Victoria Vanucci, casada con el mega millonario Matías Garfunkel, no se olvida de su pasado en Ituzaingó ni de cuando viajaba en el tren Sarmiento, según dice. Pero eso no quiere decir que no disfrute de su buen pasar económico actual.

Según publica hoy el portal Diario Veloz, la ex modelo se animó a contar detalles sobre su estilo de vida, que empezó hace cuatro años con su boda y coronó el año pasado con el nacimiento de su primera hija, Indiana.

"Llevo una vida bastante privilegiada. Tengo mucamas y dos niñeras que se van turnando, una por semana. Soy muy celosa de Indiana, así que yo les estoy muy encima. ¡Ya se fueron cinco niñeras!. Puse cámaras por todos lados, las tengo conectadas al celular y las veo todo el tiempo", contó a la revista Para Ti.
 
Además, reveló que no va a ningún lado sin custodia: "Al principio me costó mucho porque era una mina normal y capaz les hablaba y no recibía respuesta. Son demasiado profesionales. Se visten de traje, pero según cómo venga la agenda se acomodan a lo que tenga que hacer. Por ejemplo, si voy a correr, ellos corren detrás mío y no vienen en traje".

Acerca de su guardarropas, Victoria contó: "Soy medio dark. Me gustan desde Alexander McQueen hasta Chanel, pero todo negro. Yo tengo mucha ropa muy selecta. Debo tener arriba de 200 o 300 zapatos, me encantan. Creo que los últimos son estos de Dolce & Gabbana que usé el otro día en Punta (por los que pagó 6900 dólares). Si me gustan mucho no miro la etiqueta. Igual, así como me puedo acostumbrar a un gran diseñador, me vuelvo a acostumbrar a Zara", finalizó.