El director del Hospital Central advierte que si no cambian las conductas, el sistema de salud no va a aguantar

El director del Hospital Central advierte que si no cambian las conductas, el sistema de salud no va a aguantar

El Hospital Central incorporó 34 camas para terapia intensiva, pero no son todas buenas noticias, ya que los profesionales de la Salud explican que falta recurso humano. "El sistema está con una sobrecarga importante", reconocieron.

MDZ Radio

MDZ Radio

"El recurso humano en la salud es fundamental", afirmó el director del Hospital Central, Ariel Herrera, quien dialogó en MDZ Radio después de dar a conocer las nuevas camas que se suman a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).  Más allá de esa noticia positiva, el profesional explicó por qué no se trata solamente de infraestructura.

"No alcanza tener la cama, el respirador, la infraestructura, si no tenemos el recurso humano. Nosotros teníamos dificultades para contar con el recurso humano para cubrir 20 camas. El año pasado duplicamos las camas críticas y el recurso humano fue, una parte nueva y el resto redistribuido. El problema es que no hay recurso humano", dijo Herrera. 

Además de la situación en particular con la escasez de profesionales de la salud para las área críticas, está la complicación del sistema sanitario en su totalidad. Herrera aclaró: "Yo no lo llamaría colapso, si lo llamaría sobreexigencia o sobrecarga importante que tiene el sistema. Si bien yo te digo que estamos llenos y con el 100 % de ocupación, pero también respondemos a la demanda que viene de afuera. Hoy estamos con 10 pedidos por día y estamos con tres veces más las camas críticas que había. No solo nosotros, todos están en una sobreexigenciaLa gente sigue encontrando la cama, por eso no es un colapso". 

Estamos con un sistema muy exigido y esperemos pasarlo como el año pasado y darle atención a todos los que la requieren.

Para finalizar, el referente del Hospital Central afirmó: "Creo que todavía no entendemos dónde estamos, no entiende el joven que va a una fiesta clandestina, ni tampoco lo entiende el adulto que va a un asado con los amigos. Todos somos responsables de cuidarnos un poco mejor. Hay gente que tiene que trabajar y no se le puede decir absolutamente nada, pero si no es necesario, creo que hay que quedarse. El sistema no va a aguantar, los sistemas se rompen. Estamos haciendo un esfuerzo para sostener la situación entre covid y no covid". 

Escuchá la nota acá

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?