Una estrategia que involucra al Ejército para esperar la vacuna

Una estrategia que involucra al Ejército para esperar la vacuna

Después del anuncio de Alberto Fernández sobre la vacuna rusa, se aclaró que se trata de una precompra. Un ex funcionario de Macri plantea un plan para llegar listos al momento en que se apruebe algún medicamento para el coronavirus.

Victoria Chales

Victoria Chales

El anuncio de la llegada de la vacuna rusa para fin de año, trajo muchas esperanzas. Sin embargo la comunicación de Alberto Fernández fue desacertada que que se trata de una precompra que realizó Argentina para garantizarse un lote de dosis en el desarrollo Sputnik V. Lo mismo sucede con otros proyectos que también se encuentran en fase 3, pero ninguno está terminado. El camino para que la vacuna llegue a nuestro país es extenso. Por un lado por los pasos que debe cumplir y la compleja logística para su distribución. Pero también porque no se dará antes que los países desarrollados. Y estos creen que empezarán las primeras dosis alrededor de marzo 2020.

Desde MDZ Radio dialogamos con Carlos Regazzoni. El médico y político argentino que fue director ejecutivo del PAMI durante el gobierno de Mauricio Macri. Él compartió con la audiencia de After Office su visión sobre los meses que vienen hasta que llegue la vacuna.

La comunicación oficial dio a entender que en diciembre se iba a estar empezando a vacunar en Argentina. El ex funcionario de PAMI argumentó que esto fue muy "desacertado porque no va a haber una solución mágica". Lo correcto es reconocer que "es un intento de asegurarse un lote de vacunas para la población como lo están haciendo los otros países". "Esto es correcto -continuó- ya que en un principio la demanda será ampliamente superior a la oferta".

La situación es delicada y las expectativas de salir de ella son muy altas. Cada semana fallecen 2000 personas por Covid-19."En este momento el coronavirus se convirtió en la causa número uno de muerte en Argentina. Superó al Cáncer y al infarto", advirtió el Dr. Regazzoni.

La llegada del medicamento ruso abrió una discusión sobre la posibilidad de que se ingresara al país sin haber terminado la fase 3. El ex funcionario considera imposible que esto suceda. "No cabe ninguna duda que cuando llegue la vacuna que sea, lo hará con todas las aprobaciones pertinentes".

Ahora bien, el camino para la aprobación de un medicamento es extenso ya que debe cumplir con numerosos pasos obligatorios antes de su distribución. Primero se registran todos los trabajos de investigación en instituciones como los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH por sus siglas en inglés) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Después se publican en revistas internacionales con referatos. Esto quiere decir que son revisados por "expertos independientes" antes de darse a conocer. "La Sputnik V, como otras vacunas, cumplió con ese requisito en la fase dos". Sin embargo, agrega Regazzoni, lo que sucedió fue que "luego de publicada en The Lancet, no se respondió adecuadamente a las críticas de científicos internacionales como correspondía". De cualquier manera hacia el final de este camino, está la revisión de la OMS (Organización Mundial de la Salud), por lo que "habrá que esperar".

¿Qué hacemos mientras llega la vacuna?

Alberto Fernández se mostró asertivo sobre la llegada de la vacuna rusa. Al día siguiente, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti le bajó un poco el tono. Ella aseguró que se trata de un avance, sin dudas, para que el país acceda cuanto antes a un medicamento, pero que la Sputnik V es una entre otras. A esto, el ex director de PAMI agregó que no llegaría antes de marzo a nuestro país, ya que recién entonces empezarán los países europeos a administrar una vacuna. A esto, le suma que "la logística de distribución será sumamente compleja". Lo explica diciendo "que la plataforma necesaria para la distribución está muy lejos de estar lista", pero además porque habrá que "realizar testeos y detectar si tuvo o no la enfermedad" para poder vacunar a la persona.

Mientras este proceso tiene lugar, en la espera hay mucho trabajo para hacer. Regazzoni tiene una estrategia para bajar la circulación viral y quebrar la curva para llevar a cabo durante el tiempo que tarde en llegar el remedio:

  • La creación urgente de un comité de crisis multidisciplinario con gente que entienda de logística. Específicamente el ejército.
  • Testeos masivos en la población para detectar casos, aislarlos y detener la circulación viral.
  • Generar un cordón sanitario para contener geográficamente al virus.
  • Multiplicar el material de protección personal que se le otorga al personal de Salud porque consta que en muchas provincias hay un déficit de estos instrumentos.

Este plan tiene el objetivo de detener la circulación del Coronavirus  y quebrar la curva que no se ha logrado en todos estos meses de pandemia. Es la forma, asegura el ex funcionario macrista,  de llegar a un proceso de vacunación de una manera más ordenada y con la epidemia "bajo cierto control". "No como estamos ahora que estamos muy mal".

Escuchá la nota completa acá.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?