volver a

¿Nuestros hijos estresados?

Niños y niñas que confiesan: "Tengo muchas cosas que hacer" o "Estoy cansado". Niños con horarios y con agenda, niños con estrés... Los niños de las mil actividades.
Avatar del

Brenda Ugalde

1/2
¿Nuestros hijos estresados?(Web)

¿Nuestros hijos estresados? | Web

¿Nuestros hijos estresados?(Web)

¿Nuestros hijos estresados? | Web

Se observa cada vez más la superpoblación de actividades por fuera del horario de la escuela. "Entrena todas las tardes, tiene inglés dos veces por semana y también me gusta que haga algo artístico, así que va a coro, también ensayan los sábados" dice un papá, sin cuestionar demasiado. 

¿Qué empezó a pasarnos como sociedad, que comenzamos a naturalizar el hecho de que un niño o niña tenga 12 horas de actividades continuas? ¿En qué momento fue prioridad que un niño responda correctamente a la escuela, a inglés, a un deporte, arte y sea secundario el juego? 

¿Jugar es secundario para un niño?

Si tenemos presente que se es niño hasta que se ingresa en la pubertad, cuando comienzan a cambiar sus intereses, pensaríamos por esto que una niña o niño jugarían, crearían, inventarían hasta los 10 o 12 años aproximadamente. Por esto, ¿le damos actualmente importancia al jugar o al tiempo libre? Jugar, simplemente... inventar historias, construir, pasar el tiempo sin hacer nada, aburrirse ¡incluso! Parece no ser parte de la agenda que le programan sus padres.

El juego, como cualquier actividad recreativa y de creación no solo plantea las bases para un psiquismo dinámico, plástico y creativo, sino que le da a todo niño la posibilidad de elaborar aquellas situaciones que por la edad, aun no pueden poner en palabras. Por esto, en el consultorio, se trabaja con lo que se llama "Hora de Juegos". Es la posibilidad de expresar a través del juego, aquello que aun no se puede comunicar en una palabra o frase.

Los niños y niñas continuamente expresan a través del juego sus situaciones cotidianas, solo basta con observarlos un poco. ¿Y que hay del tan temido aburrimiento? Es el momento material para la invención, el momento donde los recursos conocidos ya no divierten y es necesarios generar nuevos. Por eso, ¿qué pasa si un niño no tiene tiempo muerto? O por el contrario, ¿qué pasa si los padres arman su agenda semanal donde no quedan horarios disponibles?

Actualmente se observa que son tantas las exigencias que se tienen con los niños, que a la hora de jugar están cansados. 

Y más aún a la hora de inventar. Leía por ahí que decían "mientras más cosas hace un juguete menos hace un niño" por esto, las nuevas tendencias comienzan a decir que los niños no necesitan de tantos juguetes articulados, electrónicos, etc. sino más bien, de algunas mantas y almohadones, espacios al aire libre, cartones, maderas, amigos y poco más.

Como no necesitan de tanto para poder jugar y divertirse, tampoco necesitan saber tantas cosas, ni cumplir exigencias impuestas por la época o por las frustraciones de sus padres. Que los cambios actuales en las prioridades no cambien aquello que es fundamental: el tiempo para compartir con otros, desplegar el juego, la creatividad y la recreación.

Temas
  • brenda ugalde
  • niños
  • hijos
  • padres
  • estrés
  • Actividades