volver a

Decile "no" a las dietas detox

Si bien las dietas y los jugos "detox" están de moda todo el año, estamos en una época donde aparecen mucho más. Se suele decir que después de un fin de semana, después de las fiestas o después de haber comido alimentos "no tan sanos", hay que desintoxicarse, lo cual es totalmente erróneo.

Avatar del

Agustina Murcho

Decile "no" a las dietas detox

Decile "no" a las dietas detox

Cualquiera que haya estudiado medicina o nutrición, sabe que nuestro propio cuerpo tiene dos órganos que se encargan exclusivamente de desintoxicar: hígado y riñón. No se necesita jugos ni dietas "desintoxicantes" para eso. Estas cosas son creadas por quienes lo venden, justamente porque la magia llama la atención y las personas buscan milagros.

Hay dietas "desintoxicantes" que son a base de jugos verdes o jugos de frutas. Y no son mas que eso: jugos. Contienen altos niveles de vitaminas y minerales, lo cual es beneficioso para quienes no consumen fruta fresca, pero no podemos hacer ni días ni semanas de "jugos detox".

Las consecuencias de este tipo de dietas son muy peligrosas, no posee ni un solo beneficio.

Claramente se baja de peso pero ese peso perdido es de agua y músculo ya que la cantidad de hidratos que se puede consumir con esos jugos no alcanza, y tampoco hay proteínas, y sin ellas, el tejido no se forma, y cuánto menos músculo, más lento funciona el metabolismo. También hay que tener en cuenta que la proteína no sirve solamente para generar masa muscular, sino también para generar hormonas, anticuerpos, etc.

Otra consecuencia es que aumentará la ansiedad y el deseo a comidas "menos sanas" por las restricciones, va a haber hambre, vamos a sentirnos débiles y al momento de terminar con “el plan detox” vendrá el aumento de peso pero de masa grasa ya que es más fácil generar grasa que músculo, y durante ese tiempo, el cuerpo estuvo en “estado de ahorro y alerta”, con el cortisol muy alto por el nivel de estrés, que es otro factor por el cual se sube de peso en estas situaciones.

La hormona del apetito (ghrelina) estará altísima, y la hormona de la saciedad (leptina) estará baja, y esto también hace que se genere masa grasa.

Hay consecuencias aun más graves que el aumento de peso: los desmayos y el riesgo de desarrollar un trastorno alimentario a partir de la dieta. Un simple desmayo puede terminar en la muerte. Un desmayo mientras uno se baña o un golpe grave, termina con la vida de la persona.

Lo que pocos saben, es que en personas vulnerables a padecer un trastorno alimentario, lo puede desarrollar a partir de una dieta. Muchas personas que hoy en dia padecen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, etc. lo han desarrollado luego de haber hecho dieta. Si bien las causas son multifactoriales y más bien psicológicas, siempre hay un disparador que hace que el trastorno se despierte, y la dieta es uno de ellos.

Un trastorno alimentario puede dejar secuelas muy graves, y hasta provocar la muerte, por eso este tipo de cosas son muy peligrosas. Una simple dieta puede terminar con la vida de una persona.

Lo ideal es retomar la alimentación de siempre y no volvernos ansiosos ni ponernos mal porque un fin de semana comimos un poco más. Nadie engorda por eso. Uno engorda cuando el habito alimentario es malo y cuando no hay ejercicio. Por eso es fundamental consultar con un profesional que se dedique a esto y no que fomente las dietas y le genere obsesiones al paciente.

Lic. Maria Agustina Murcho

M.P.3196/M.N.7888
No dieta

TURNOS:[email protected]
TURNOS ONLINE: [email protected]
OTROS:[email protected]

Temas
  • belleza y salud