volver a

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker

Alejandro Vigil desde ahora es "el tipo de los 200 puntos", ya que es el winemaker de ambos. En la nota, por qué es tan importante este reconocimiento, y una semblanza de este momento emocionante para Mendoza.
Avatar del

Federico Croce

1/7
Vigil y su incursión en la radio

Vigil y su incursión en la radio

Ale Vigil y El Enemigo(Pablo Pérez Delgado)

Ale Vigil y El Enemigo | Pablo Pérez Delgado

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker(Federico Croce/MDZ)

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker | Federico Croce/MDZ

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker(Gentileza)

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker | Gentileza

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker(Gentileza)

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker | Gentileza

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker(Pablo Pérez Delgado)

Histórico: por primera vez dos vinos argentinos obtienen 100 puntos Parker | Pablo Pérez Delgado

Ale Vigil y Marcelo Pelleriti: Marcelo recibió 100 puntos Parker con un vino francés. Alejandro, con dos argentinos.

Ale Vigil y Marcelo Pelleriti: Marcelo recibió 100 puntos Parker con un vino francés. Alejandro, con dos argentinos.

Esto lo tengo que decir en primera persona, porque como "Winelover" y como amigo de muchos de los enólogos y hacedores de vinos de Mendoza -y por supuesto del susodicho en cuestión-, me produce profunda emoción. Hoy se publicaba la lista de puntos de calificación de vinos de Robert Parker, y muchos de los enólogos, bodegueros y empresarios mendocinos la esperaban con ansias y nervios. 

Y finalmente, apareció. Ya habrá tiempo de felicitar a muchos, porque fueron varios los virtuosos con vinos impresionantes y con calificaciones espectaculares. Pero un hombre sobresalió... y es un tipo que tiene la bandera de Maipú, la de Mendoza, la de Argentina en la mano, y la lleva para donde va. Ale Vigil, el Ale de Chachingo, el enólogo e ingeniero agrónomo de Catena Zapata y de El Enemigo wines, sacó no 100, sino 200 puntos. 

Es que tanto el vino Aleanna Gran Enemigo Gualtallary Single Vineyard 2013, como el Catena Zapata Adrianna Vineyard River Stones 2016 han sido condecorados con el puntaje máximo de esta escala, con 100 puntos cada uno. 

 Ayer Vigil pasó por MDZ Radio (como casi siempre que anda por la zona, pues es "vecino de enfrente": uno de los espacios gastronómicos de Chachigo está a pasos de MDZ), nos golpeó el vidrio de la ventana,  y estuvimos charlando en un corte con Marcelo Arce y él en la vereda. Allí pude palpar su nerviosismo -el del tipo que labura desde los 14 años-, y además ver lo que todos tenemos que tener a la hora de encarar proyectos, trabajos: la pasión en los ojitos, el brillo ese del tipo que se hizo laburando, la picazón en la panza, en la tripa: no se aguantaba por saber cómo le iría.  

 Y fue el mismo quien me dio la noticia. Chateo hoy con Ale, y me dice "Estoy llorando de la emoción con mi esposa María"... y allí caigo: ¡los puntos! Me pongo a "googlear", y no encuentro nada. Miro Twitter, y todavía tampoco. "¡Dale, contame!", le escribo. Y obtengo como respuesta el print de pantalla aquí publicado. ¿Cómo no va a estar emocionado? No es para menos: por primera vez en la historia, no uno, sino dos vinos elaborados por él (uno de su proyecto personal, el otro para la bodega Catena Zapata) logran 100 puntos Parker: el puntaje perfecto.  

Los cinco primeros vinos de la lista de Parker 2018.

Y vos dirás... ¿Por qué tanto lío? ¿Quién corno es Robert Parker? Pues el crítico de vinos más influyente del mundo. Te cuento: en realidad es un abogado norteamericano que se convirtió en crítico de vinos y creó un boletín bimensual llamado Wine Advocate en la década del 70. Allí comenzó a calificar y puntuar vinos a través de catas. Su influencia creció, al igual que sus suscriptores. De hecho, ha contado que ha llegado a realizar alrededor de 10.000 catas al año, lo que equivale a unos 350.000 vinos en sus 25 años de carrera como crítico. 

Se retiró en 2016 y generó equipos de catadores profesionales que continúan evaluando y publicando las puntuaciones de los vinos catados. 

Amigos: en algún brindis, Vigil con Arce, Ripari y Croce.

Desarrolló su propio sistema de puntos, clasificando los vinos en una escala de 0-100 (que en realidad parte de 50 puntos) y se ha erigido hoy en la clasificación estándar por la cual se juzgan los vinos.

 Entre 50 y 59 puntos se califica como «Imbebible»; entre 60 y 69 se considera «Con defectos pero bebible»; si obtiene entre 70 y 79 es «Regular, correcto pero insustancial»; será considerado «Entre mejor que la media y muy bueno» si consigue entre 80 y 89 puntos; «Excepcional» si saca entre 90 y 95 mientras que la calificación más alta, hasta llegar a los 100 puntos, se considera «Extraordinario». 

Se trata de un logro de Alejandro Vigil, de Catena Zapata, y de toda Mendoza: una alegría, una primicia que pone a nuestros vinos bajo los reflectores, de esas que harán dar la vuelta al mundo a nuestra provincia con su gastronomía, sus paisajes, sus deliciosos varietales. De esas que hacen que los vinos argentinos estén en el tope de las noticias del rubro a nivel mundial. ¡A descorchar y brindar se ha dicho!

Nota. Agradecimiento foto de portada: Pablo Pérez Delgado.