volver a
MDZ Autos Test drive

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Lanzado a finales del año pasado, el mediano chino se posiciona como una buena opción para quien quiere un cuatro puertas con gran baúl. La prueba, en esta nota.

Cristian Ortega

1/9
Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Probamos el Chery Arrizo 5, un sedán con todas las letras

Por calles y autopistas, por piedra y tierra, a altas velocidades o en medio del lento tránsito mendocino, en cualquier de estas situaciones el Chery Arrizo 5 responde.

La apuesta del sedán mediano (segmento C) de la marca china con más historia en nuestro país –cumplió 10 años–, es inteligente. El auto cumple, es muy atractivo en su diseño, se ve moderno y sólido, no da la sensación de haber sido “armado” con un baúl que poco tiene que ver con su espíritu.

Todo lo contrario, el Arrizo 5 sabe que es un sedán, se ve como sedán, se comporta como sedán y nos da las ventajas de un sedán: espacio, mucho espacio, lugar para guardar lo que sea, un baúl enorme de 480 litros, habitabilidad –en las plazas traseras realmente sobra el espacio–, un confort de marcha destacable, una dirección muy suave, una caja automática CVT que es la delicia del tránsito citadino.

La posición de manejo que se logra es muy interesante teniendo en cuenta que el asiento baja bastante, y la visibilidad ayuda por el enorme parabrisas.

Si analizamos el interior, está conformado por materiales en general rústicos, plásticos mejorables y rígidos en general. No obstante no desentonan. La calidad general está correcta y los encastres no chillan.

Los tapizados son un lujo, muy agradables en falso cuero. El tablero de instrumentos tiene dos agujas –velocímetro y cuenta vueltas– y una pantalla central digital anticuada. Cuenta con climatizador automático y pantalla multimedia, aunque ésta no ofrece navegador.

Una vez tras el volante –forrado en cuero, con costura, agradable al tacto–, el Arrizo 5 responde como esperamos. Su motor naftero de 1.5 litros, 115 caballos y 141 Nm le alcanza y sobra para dejar satisfecho al conductor.

Reacciona bien, es ágil, suficiente para el usuario promedio. A su vez, la versión probada con caja CVT, cuenta con un modo ECO para priorizar el consumo. Ahí sí que se "achancha", pero no traiciona, ya que somos nosotros quienes elegimos ese modo de conducción.

La caja ofrece la posibilidad de ser operada manualmente, ya que tiene opción secuencial. Anda bien, es serena y agradable.

Respecto al equipamiento, podemos destacar que ofrece de serie con llantas de 16 pulgadas, el doble airbag frontal, frenos ABS con EBD, control de estabilidad (nos aclaran que es un ESP Bosch), asistencia de arranque en pendiente y la mencionada pantalla multimedia con cámara de retroceso.

La versión Luxury agrega tapizado en cuero, doble airbag lateral delantero y doble airbag de cortina. Esta versión es el tope de gama, llamativamente manual, agrega encendido por botón, y cuatro airbags más.

Los precios para la gama van desde los 530.000 a los 620.000 pesos –según web oficial de Chery–, aunque desde Chery Cuyo nos advirtieron que “lamentablemente” los aumentos son muchos más seguidos de lo que quisieran, por lo que hay que consultar.

En definitiva, estamos ante un sedán con todas las letras, que elige como rival nada menos que al Toyota Corolla –eso sí, el entrada de gama–, y pretende posicionarse en un segmento del mercado muy específico. Quién te dice que en unos meses vemos a la gran mayoría de choferes Uber en uno de estos. Todo puede pasar, condiciones no le faltan.

Ficha técnica

Motor: naftero

Cilindrada: 1.5 litros

Potencia: 115 CV

Torque: 141 Nm a 3.800 rpm

Consumo mixto: 9,7 litros/100 Km

Precio: desde 530.000 pesos

Dónde encontrarlo: Chery Cuyo

Temas
  • MDZ al volante