Insólito: por qué Cau Bornes no dormía junto a Valeria Lynch

El ex de la cantante habló sobre la separación y dio llamativos detalles sobre su relación.

mdz show

.

En medio de rumores de romance, Valeria Lynch se presentó anoche junto al cantante y guitarrista de Attaque 77, Mariano Martínez, en un festival organizado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires en Pilar.

Sin embargo, esta mañana, la noticia fue las polémicas declaraciones que su ex, Cau Bornes, en Los ángeles de la mañana.

El cantante de origen brasileño explicó por qué se terminó el amor con la artista y hasta opinó del presunto affaire de su ex.

"No sé de terceras ni de terceros... comentaron la relación que tiene con el actor (sic), al principio me confundió... Mariano vino varias veces a casa con su (ex) novia, de muchos años atrás, y para mí con dos años intentando remar la situación de incompatibilidad de caracter, de repente no sé si hubo nada", aseguró algo ofuscado.

"Seguimos hablando. No es mi enemiga y es la madre de corazón de mi hija", indicó. Y agregó: "No hay vuelta atrás porque ya venimos con 'incompatibilidad de caracter' hace mucho tiempo. Nunca canté con ella y podría colgarme de su carrera pero le hice un perfume y hasta llamé a los chicos (por los hijos de su ex) y les dije 'la casa no es de fulano, de mengano ni de Cau, es de ustedes' porque si mi hija desde los cinco años la llama mamá yo le daría diez casa más".

Entonces, Bornes volvió a hablar de "incompatibilidad de caracter" y destacó que ese fue el principal motivo de su ruptura con Valeria. "Intentamos resolver nuestra situación...", comenzó diciendo hasta que una pregunta acerca de la convivencia que llevó con su ex durante los dos últimos años lo sacó de eje.

"El tema de la habitación diferente viene porque a ella le gusta ver películas de asesinatos hasta las 5 de la mañana y yo soy de las de amor", recordó con fastidio.

Y cerró: "Me dormía impresionado y le decía 'bajá un poco en volumen'. Hasta me compré auriculares, me puse unas cosas para eso (se tapa los ojos), intentamos de todo... también me gusta dormir encerrado y a ella, con la ventana abierta. Le gusta el aire acondicionado y yo no puedo. Entonces un día me dijo: '¿Querés cambiar de habitación?'. 'Sí, mejor', le contesté".

Fuente: Clarín 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?