Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

La actriz protagoniza "Muere, monstruo, muere", del cineasta local Alejandro Fadel. La película se presenta este domingo en una sección oficial del prestigioso certamen francés. Un diálogo a solas con MDZ.
Avatar del

Laureano Manson

1/13
Tania Casciani, una de las protagonistas de

Tania Casciani, una de las protagonistas de "Muere, monstruo, muere". La película debuta este domingo en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes.

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Tania Casciani: de las tablas mendocinas al Festival de Cannes

Desde hace unos días, la talentosa actriz mendocina Tania Casciani está inmersa en un sueño del que nadie quisiera despertar. Sus jornadas se reparten entre galas, proyecciones y entrevistas de la edición número 71 del Festival de Cannes. Como plus, en su primer viaje a Europa, este sábado Tania está celebrando su cumpleaños en el escenario más glamoroso y estimulante. 

Se trata de uno de esos momentos irrepetibles, en los que la artista local se pasea por las salas y pasarelas del certamen más prestigioso del cine mundial, como parte del equipo de una película rodada en Mendoza durante 2017. Se trata de Muere, monstruo, muere; un film de terror que baraja cartas de cine de autor, concebido por el director nacido en Tunuyán Alejandro Fadel, quien ya había aterrizado antes en aquellas latitudes con su película previa, Los salvajes (2012). En esa oportunidad en el marco de la Semana de la Crítica, esta vez integrando de lleno una de las secciones más apasionantes del festival, Un certain regard (Una cierta mirada), categoría de la competencia oficial que incluye generalmente obras de cineastas nóveles, que se destacan por sus audaces planteos narrativos y estéticos.

Casciani forma parte del equipo que viajó a Cannes para la presentación del film, así como también otros integrantes del elenco como Víctor López y Romina Iniesta, a quienes por supuesto se suma el director Alejandro Fadel. El gran estreno dentro de la gala internacional del cine se producirá este domingo a las 14, con una función privada para críticos, y más tarde a las 22, con una presentación para el público. La productora independiente La Unión de los Ríos fue una de las propulsoras de Muere, monstruo, muere. De la suma de esfuerzos y talentos de esa compañía han surgido algunos de los títulos más aclamados y estimulantes del cine nacional de los últimos años, incluyendo El estudiante, Los salvajes, La patota, La cordillera y la recientemente ganadora del máximo premio del BAFICI, La flor.

Muere, monstruo, muere se rodó en distintas locaciones de Mendoza: la Caverna de las Brujas (Malargüe), Huayquerías (San Carlos), San Rafael, Tupungato y Tunuyán. La película de Alejandro Fadel compite en la misma sección que El Ángel, producción nacional dirigida por Luis Ortega y basada en la vida del escalofriante asesino Carlos Robledo Puch. El realizador y los protagonistas del mencionado film, entre quienes se destacan Lorenzo Ferro, Cecilia Roth, el "Chino" Darín, Peter Lanzani y Mercedes Morán. ya desfilaron por alfombra roja y obtuvieron una ovación tras la presentación de su película.

Horror en la Cordillera de los Andes

En su nuevo film, Alejandro Fadel narra una historia de horror en una región alejada de la Cordillera de los Andes. Allí encuentran el cuerpo decapitado de una mujer. El oficial Cruz de la policía rural se hace cargo de la investigación. David, esposo de Francisca (Tania Casciani), la amante de Cruz, se convierte rápidamente en el principal sospechoso. Cuando lo internan en un hospital psiquiátrico, incrimina a un Monstruo que se le aparece abrupta e inexplicablemente. Entonces, Cruz se empeña en demostrar una misteriosa teoría que incluye nociones geométricas, los desplazamientos de una banda de motociclistas y una voz interior, obsesiva, que repite como un mantra: "Muere, monstruo, muere"...

Alejandro Fadel, el talentoso mendocino que dirigió "Muere, monstruo, muere".

De las tablas del teatro mendocino independiente a la alfombra roja de Cannes

Tania Casciani (Mendoza, 1986) es egresada de la Esc. Provincial de Bellas Artes, Licenciada en Arte Dramático y Profesora de Grado Universitario de Teatro, en la FAyD de la UNCuyo. 

Como actriz de teatro ha participado en numerosas obras y elencos. Trabajó bajo la dirección de Ariel Blasco en El vuelo del dragón y Reflejos, obra por la que ganó la mención de Mejor Actriz de Reparto en los premios Arnol 2016 y con la que participó en gran cantidad de festivales. También brilló como actriz-titiritera en la obra La Biblioteca de Alejandrita, con texto y dirección de Mau Funes.

Actualmente se desempeña como Asistente de Dirección en La Persistencia de los Grillos,escrita y dirigida por Osjar Navarro Correas y como actriz en la obra de humor Una de gangsters, dirigida por Magdalena Lucero.

Como actriz de cine y televisión ha participado en las series Una canción viene de lejos, dirigida por Federico Cardona y Alejandro Alonso; y Rosswald vs. Richmond, dirigida por Leandro Suliá Leiton. También participó del cortometraje Como en la TV, de Mariano Sosa y en el segundo largometraje de Cristian Pellegrini Los ojos llorosos.

Una exultante charla con MDZ a horas de la presentación de Muere, monstruo, muere

Hablemos de tu llegada a la película, y también del arribo de Muere, monstruo muere a Cannes

Mi llegada fue a través de un casting multitudinario que se hizo en noviembre de 2016, en la Nave Cultural. Fui un poco a regañadientes, porque los castings a veces son como un mal necesario para los actores. Luego fui pasando diferentes etapas, hasta que quedé seleccionada para el personaje de Francisca. La llegada de la película a Cannes fue una carrera contrarreloj, pero se llegó a tiempo. La película está hermosamente terminada. No he visto el corte final aún, pero me enteraré de todo este domingo en el estreno oficial en la sección Una cierta mirada del festival.

¿Qué expectativas tienen dentro del equipo con la presentación de la película?

Estamos participando dentro de una sección muy grosa del festival, que forma parte de la Selección Oficial, en un apartado generalmente destinado a directores nóveles, que tienen una mirada muy particular sobre el cine. Confiamos en que Muere, monstruo muere es una historia muy particular, contada de una forma muy particular. Hay una sensación de mucha ansiedad por ver la película terminada, también una emoción muy grande, porque somos varios actores mendocinos que hicimos la patriada de venir a Cannes para la presentación.

Sos una actriz muy talentosa, y obviamente que estés en Cannes no es un milagro, sino una experiencia muy merecida. ¿Cuál es tu reflexión sobre la chance de saltar de un escenario teatral mendocino a la alfombra roja del festival de cine más prestigioso? Además, quiero decirte que más allá de la aclamación que seguramente recibirás tras el debut de la película, esperamos no perderte en nuestras tablas.

Después de Cannes, voy a volver a mi amada obra Reflejos (notable puesta de Ariel Blasco que se presenta hace varios años en la Sala Bufet del Teatro Independencia), y a todas las obras en las que estoy felizmente participando en este momento. Todas ellas hechas a pulmón, como Una de gangsters o La persistencia de los grillos, y también Somos un recuerdo del mar que pasó; donde he sido gratamente invitada a hacer un reemplazo. En cuanto al salto, obviamente estar en Cannes es una experiencia única, tanto en lo artístico como en lo personal. Todo tiene que ver con el trabajo y con la oportunidad. Como vos decís, no hay milagros. Se han cruzado muchos factores para llegar hasta aquí, algunos tienen que ver con el azar, otros con la preparación; pero todos están relacionados con el esfuerzo. Ninguna de esas etapas se ha superado en solitario. Siempre he contado con el acompañamiento de los equipos, tanto el de la película como de las obras en las que he participado. Todo gira alrededor de la insistencia en el trabajo, el amor sobre lo que se hace y el cruce de la oportunidad justa; como fue el regalo de participar en Muere, monstruo, muere.

Ya que mencionaste el ensamble de lo artístico y lo personal, ¿qué te dejó en ambos terrenos tu participación en la película con la que compiten en Cannes?

La experiencia fue maravillosa y muy intensa. Fue como hacer un aprendizaje rotundo y acelerado de lo que significa actuar en una película. También fue fuerte por las condiciones que presentó el rodaje, y los desafíos que demandó cada escena de mi personaje. Fue un riesgo enorme que decidí correr porque me sentí muy acompañada por la dirección de Alejandro Fadel, con quien nos entendimos desde un primer momento, en ese vínculo de director y actriz. En mi forma de entender la actuación y los lugares por donde pasa, esta experiencia fue un gran salto. También fue maravilloso encontrarme con actores de Mendoza y de Buenos Aires trabajando a la par, con un nivel de profesionalismo y entrega increíble.

Debe ser alucinante aterrizar por primera vez en Cannes, más todavía cuando ese arribo no se produce en calidad de espectadora, sino de protagonista.

Es una locura. He ido a ver algunas películas maravillosas, pero lo más fuerte es todo el folklore de la ciudad tomada por el festival, con la gente caminando de gala por la vida, como si fuera lo más normal del mundo. Es un poco abrumador en una primera instancia, pero a la vez es muy divertido. También es mi primera vez en Europa, así es que estoy tratando de asimilar toda la información de lo que aquí se vive con mucha felicidad. Y más que nada, espero que la presentación de la película sea una ventana de lo que se hace en el interior de un país lejano al sur de América Latina, que se está entregando con todo al cine.

CRÉDITOS

Muere, Monstruo Muere
2018 / ARGENTINA, FRANCIA, CHILE / 109 minutos

Alejandro FADEL - Director

Alejandro FADEL - Guión/ Diálogos

Santiago FUMAGALLI - Sonido

Andres ESTRADA - Montaje

Manuel REBELLA - Director de fotografía

Julian APEZTEGUÍA - Director(a) de fotografía

Alex NANTE - Música

Sébastien ARIAUX - Sonido

ELENCO

Victor LÓPEZ - Cruz

Esteban BIGLIARDI - David

Tania CASCIANI - Francisca

Romina INIESTA - Psiquiatra

Sofia PALOMINO - Sara

Stéphane RIDEAU - Monstruo

Jorge PRADO - Capitán

PRODUCCIÓN

LA UNION DE LOS RIOS - ARGENTINA

Rouge international - FRANCIA

Cinestacion - CHILE

Uproduction - FRANCIA

Entrevista: Laureano Manson. Aportes en el texto de introducción y créditos: ARGOT Prensa.

Temas
  • Tania Casciani
  • Festival de Cannes
  • muere
  • monstruo