Spielberg, el mago en contra de Netflix

Hay tres Spielberg: el maestro del entretenimiento, el serio que gana el Oscar y el que combina a los dos. El jueves estrena "Ready Player One".
Avatar del

MDZ Espectáculos

1/2
Spielberg, el mago en contra de Netflix

Spielberg, el mago en contra de Netflix

Spielberg, el mago en contra de Netflix

Spielberg, el mago en contra de Netflix

Steven Spielberg nunca ha dejado de ser un niño. Muchas de sus mejores películas surgieron de recuerdos de su infancia, de una imagen que le disparó una trama, de un entorno familiar de un hogar sin padre.

Pero habría dos Spielberg. Uno, el maestro del entretenimiento, de la aventura, el últimamente ex Rey Midas, que todo lo que tocaba era oro (El buen amigo gigante demostró que no lo es). Y está el más serio, el que le encanta contar la historia de su país, los Estados Unidos, basándose en hechos verídicos (Lincoln, The Post).

Habría un tercero: el que combina los dos Spielberg, y de ahí surgen Amistad, El color púrpura.

Siete veces fue candidato al Oscar como mejor director, y lo obtuvo dos veces, por películas "serias": La lista de Schindler y Rescatando al soldado Ryan.

Es más: el mismo año de La lista de Schindler, había estrenado Jurassic Park...

Incluido con George Lucas, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, John Milius y Brian De Palma como los "Movie brats" (Mocosos de películas), Spielberg no para de pensar, de tirar ideas, armar proyectos y rodar todo lo que puede. A fines de 2017 estrenó The Post (la candidata al Oscar con Meryl Streep y su eterno amigo Tom Hanks) y en menos de una semana larga Ready Player One, la que sí, confirmamos, lo ratifica como el maestro del entretenimiento.

Volviendo a de dónde salen sus ideas. ¿Ejemplos? E.T. el extraterrestre se basa muy por arriba en un núcleo familiar similar al suyo. Y Poltergeist nació de su afición -y temores- de chico, cuando por la noche al terminar la transmisión de la televisión -sí: en los años ‘50 después de medianoche sólo se veían interferencias- él se quedaba absorto, mirando la pantalla de su televisor, esperando que apareciera algo.

Spielberg quería rodar E.T. y Poltergeist al mismo tiempo, algo que el sindicato de directores (Director's Guild of America) tiene estrictamente prohibido, y le ofreció realizar Poltergeist a Tobe Hooper.

No sólo es un rumor, sino que parece que fue cierto que Spielberg se la pasó casi todos los días del rodaje en el set, como una sombra detrás de Hooper, cuyo estilo no lo conformaba. Poltergeist es más una película de Spielberg que del director de La masacre de Texas original, claramente.

Pero ahora que está por estrenar internacionalmente Ready Player One (cuando el creador de un mundo de realidad virtual muere, lanza un video en el que reta a los usuarios a encontrar escondido un premio para quedarse con su empresa), salieron a preguntarle sobre la realidad virtual, que juega un rol preponderante en su película, y el futuro del cine.

Spielberg no ve la realidad virtual como una evolución futura en el cine. Al menos no todavía. Y es más: atacó con altura, eso sí, a Netflix y los servicios de streaming.

"No es un medio para contar historias narrativas -adujo-. El director no puede hacer que la gente, que está en la experiencia, preste suficiente atención. Siempre estamos deambulando y mirando todo lo que está disponible para ser visto", sostuvo en una entrevista en ITV News.

"No creo que la realidad virtual sea competitiva con la experiencia cinematográfica", continuó. Y ahí vino el palito. "Hoy en día, muchos estudios preferirían simplemente conseguir éxitos de taquilla garantizados de su inventario de películas exitosas de marca, que arriesgarse en películas más pequeñas. Esas películas más pequeñas que los estudios usan rutinariamente ahora van a Amazon, Hulu y Netflix". Y aplicó el mazazo final: "La televisión realmente está prosperando con calidad y arte. Pero plantea un peligro claro y presente para los asistentes al cine... Una vez que te comprometés con un formato de televisión, sos una película para televisión. Ciertamente, si es un buen espectáculo, merece un Emmy, pero no un Oscar", aclaró el cineasta.

El moño final lo ató de la siguiente manera: "No creo que las películas que reciben calificaciones simbólicas por estar en un par de salas por menos de una semana califiquen para la nominación al Premio de la Academia".

Spielberg es un exégeta de las salas de cine. Y el tema de qué es cine está siendo discutido en todos los ámbitos. Mientras muchos opinan que las producciones on streaming , como los filmes de Netflix, deberían verse forzadas a exhibirse en salas si quieren ser premiadas como "películas", posición a la que Netflix se mostró en abierta contra. Netflix se considera ya un estudio de cine, como Warner Bros., Universal y Disney.

La nueva de Martin Scorsese, The Irishman, es producida por Netflix.

¿Se verá en los cines? ¿Qué dirá Spielberg de su amigo Marty?

Fuente: Pablo O. Scholz para Clarín

Temas
  • Steven Spielberg
  • Ready Player One
  • netflix