¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

En poco tiempo el DJ sueco amasó una importante fortuna gracias a su meteórica carrera dentro de la música electrónica. Falleció el pasado 20 de abril a los 28 años.
Avatar del

MDZ Espectáculos

1/4
¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

¿Qué pasará con la millonaria herencia que dejó Avicii?

En poco menos de 10 años, Tim Bergling consiguió construir un imperio que lo llevaría a acabar con su vida. Al menos eso deslizó la familia del DJ sueco mundialmente conocido como Avicii por estas horas, a través de un sentido comunicado en el que dio cuenta de la lucha que el joven llevaba adelante por "encontrar la paz".

Su meteórica carrera lo llevó muy pronto a posicionarse como una de las grandes promesas de la música electrónica, y a codearse con nombres como Calvin Harris o David Guetta; además fue elegido por figuras como Madonna para alguna de sus constantes reinvenciones. 

Una gran corona de laureles que acabó por agotarlo y, empujado por sus problemas de salud, lo llevó a despedirse de los escenarios. Fue en Ibiza, en 2016, cuando tenía 26 años y ya había amasado una considerable fortuna.

Según publicó la revista Forbes, ese mismo año que tomó la decisión de alejarse de las giras, Avicii facturó poco más de 14 millones de dólares en apenas unos meses. Ya se encontraba en la lista de los DJ mejor pagados del mundo desde 2014, y ahora estaba en la cresta de la ola, aunque su cuerpo y su mente lo abandonaron. 

Si bien no hay precisiones sobre a cuánto asciende la fortuna que el artista dejó como herencia, el portal Celebritynetworth la valoró en unos 92 millones de dólares. Un número que, tras su prematura muerte, quedará en manos de su familia.

Fuente: La Nación / Forbes