El Pepo rompió el silencio tras las duras declaraciones de su mujer

La esposa del cantante de cumbia había revelado el calvario que vive junto a él. Ahora hizo su descargo.
Avatar del

MDZ Mediáticos

1/2
El Pepo rompió el silencio tras las duras declaraciones de su mujer

El Pepo rompió el silencio tras las duras declaraciones de su mujer

El Pepo rompió el silencio tras las duras declaraciones de su mujer

El Pepo rompió el silencio tras las duras declaraciones de su mujer

Luego del fuerte descargo que su mujer hizo en las redes sociales en donde reveló que su esposo había vuelto a consumir drogas, Rubén Castiñeiras, más conocido como El Pepo, rompió el silencio y reconoció haber tenido una recaída en ese oscuro mundo del que había salido hace cinco años.

"Lo que publicó Josefina fue un mensaje de amor desesperado ante un par de situaciones en las que cometí varios errores. No pude poner en palabras lo que me estaba pasando. Me confié", comenzó diciendo el cantante de cumbia que cumplió condenas por robo en tres ocasiones distintas como consecuencia de su adicción a la pasta base.

 "Cuando leí esa carta salí corriendo para mi casa a buscarla a ella para pedirle perdón y ayuda, como tiene que ser. Ella es mi mujer, mi compañera, la que sabe cuándo estoy bien o mal, cuándo le miento", agregó el músico en diálogo con Lisandro Carret y Marcela Baños en Pasión de Sábado.  

"Dejé un montón de puertas abiertas a cosas que no debería haber dejado. Yo que tanto recalcó decir 'No, gracias', en un par de situaciones no lo dije y creo que a ese entorno se refería ella cuando reclamaba bienestar para mí", continuó. 

En medio de la entrevista, el ex líder de Los Gedes también negó haber armado todo esto para promocionar su película Pepo, la última oportunidad, recientemente estrenada.

"Nadie mintió, no se usó la salud de un adicto para hacer prensa. Hubo un problema de recaída de una persona adicta que está transitando la recuperación toda la vida. Hoy por hoy retomé el camino correcto gracias a lo que publicó mi mujer", se sinceró al respecto.

Ya hacia el final, Castiñeiras también contó que comenzó un nuevo tratamiento de rehabilitación y que su acompañante terapeútico es nada más ni nada menos que su sobrino. "Gracias a Dios no llegó a ser un problemón y lo agarramos de raíz. Tengo huevos para seguir peleándola y nunca más me voy a sentir superado ni confiado. Voy a tratar de estar alerta", reconoció. 

Fuente: Clarín