Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

El humorista criticó la serie de Álex Pina, uno de los grandes fenómenos televisivos actuales. "El libreto es malo y los actores no son buenos", comentó.
Avatar del

MDZ Espectáculos

1/6
Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

Dady Brieva fue lapidario con La casa de papel

La casa de papel es la serie clave si hablamos de los últimos éxitos de la televisión. La producción española que se puede disfrutar por Netflix se convirtió en un verdadero suceso, al punto tal de que ya se confirmó una tercera temporada para el 2019.

Sin embargo, la serie también ha despertado voces en contra. Hace unos días, Gabriel "El puma" Goity se pronunció al respecto. "Me tienen harto, es una garompa (...) como no hay ficción argentina, la gente dice: «Ay, qué maravilla los actores gallegos». Son cuatro de copas, cualquier actor nuestro es cinco mil veces mejor. ¿Qué tienen de genial?", cuestionó el actor. Ahora, hace unos horas, Dady Brieva brindó una opinión similar.

En diálogo con el programa radial #ModoSábado, el comediante fue consultado sobre la creación de Álex Pina y su valoración se asemeja mucho a la de su colega. "Yo tengo un discurso científico de por qué La Casa de papel no me gusta. Vi cinco o seis capítulos, el guión me parece original, no me parece que el libreto sea bueno", comenzó Dady con su crítica, para luego poner el foco en la interpretación del elenco. "No me parece que los actores sean buenos. La idea original es buena. El idioma español no me seduce. Me jode al oído", dijo el actor, respecto a sus preferencias como espectador.