Ahora, Diego Maradona puso en duda su boda con Rocío Oliva

Además habló de sus hijos, de Fernando Burlando, del Chino Maradona y de la situación de la causa judicial contra su ex mujer Claudia Villafañe.
Avatar del

MDZ Mediáticos

1/2
Ahora, Diego Maradona puso en duda su boda con Rocío Oliva

Ahora, Diego Maradona puso en duda su boda con Rocío Oliva

Ahora, Diego Maradona puso en duda su boda con Rocío Oliva

Ahora, Diego Maradona puso en duda su boda con Rocío Oliva

Un nuevo capítulo se escribió en la feroz pelea que mantienen Claudia Villafañe y Diego Armando Maradona. Esta vez fue el ex futbolista el que habló sobre la disputa en la Justicia por supuestos manejos ilegales en la división de bienes tras su divorcio.

El Diez, que se encuentra en el país disfrutando de unos días de vacaciones, se comunicó con el programa Confrontados, que tenía como invitado a su sobrino Walter Christian Machuca, más conocido como el Chino Maradona. Y en una charla en la que tocó varios temas, disparó con munición gruesa contra Villafañe.

"Voy a llegar hasta las últimas consecuencias. Se los dije bien a las tres: esto llega hasta el final, y si me muero antes, voy a dejar a alguien para que lo siga", dijo en el ciclo de El Nueve. Y siguió: "La plata que yo gané corriendo, nunca la vi correr al lado mío a Claudia. Cómo te va a entrar en la cabeza que tenga ocho departamentos en Miami, si no firmó un contrato en su vida".

"De todas maneras, se solucionen o no se solucionen las cosas, el partido lo tengo ganado yo. Lo estoy ganando 5 a 0 y el árbitro dio dos minutos de descuento. Si quiere, le doy un minutos más", expresó sobre el estado de la causa. "¿A nivel judicial?", inquirió Rodrigo Lussich. "A nivel todo. En Argentina, en Estados Unidos. Y con (Matías) Morla descubrimos dos departamentos más que tenían ellos, junto con mi hermano Raúl, la mujer y los hijos".

En la charla además se mencionó a Fernando Burlando, abogado defensor de Villafañe en la causa, con quien tuvo un cruce hace unos días: "¿Qué me va a decir Burlando a mí? Que no se haga el pelotudo. ¿Vos te crees que Burlando era así? Preguntale cuántas operaciones tiene. Está todo hinchado de las operaciones que se hizo en la cara, en las orejas, en la nariz".

En otro orden, Diego habló sobre sus hijos: "Quiero ver a Diego Fernando. A Benja(Benjamín Agüero) también. No hablo con Dalma y Gianinna por el hecho de tener un juicio con la madre. Ellas toman parte por la madre y qué les puedo decir, absolutamente nada".

También se refirió al reciente escándalo de Dalma con la prensa en el teatro Buenos Aires. Al ver las imágenes de lo sucedido, culpó a los periodistas. "Ven que Gianina está incómoda, se está mareando y la siguen empujando".

Pasando de tema, el ex entrenador de la selección argentina desestimó los rumores de casamiento con su actual pareja, Rocío Oliva: "Me caso cuando se me canta a mí, querido. Están haciendo una novela de todo esto que no tiene sentido. Cuando le pida el casamiento se lo voy a pedir a ella, no a ustedes", dijo en referencia a los periodistas. "Y menos al vago ese que no tiene un recibo de trabajo en su vida", agregó señalando a su sobrino.

Además, descartó que el video que circuló en el que él le regala a Oliva un anillo sea el momento de la propuesta de matrimonio: "Le vivo regalando cosas. Si Rocío pone a la venta todo lo que le regalé, se compra un departamento en Puerto Madero".

Al margen de las polémicas, Diego indicó que durante su estadía observará jugadores para llevarse a Minsk, como parte de su tarea como presidente del Dinamo Brest, de Bielorrusia. "Ahora tengo plata como para hacer cosas importantes. El club quiere entrar a la Champions League. Me ofrecieron tres años de contrato", explicó.

Por último, el Diez cargó contra el Chino Maradona. "Ese que tenés al lado nunca fue mi sobrino. Fue ladrón, chorro y drogadicto. Fuma paco", disparó hablándole a Lussich. "Primero para ganarse 100 pesos estuvo con (Verónica) Ojeda, después hizo de muñeco de goma, después hizo de puto, después hizo de todo. Y ahora lleva la gorrita para hacer unos mangos más, No sé cómo se manejan ustedes, pero yo no le daría ni un sope".

Y cerró: "Decile que venga a hablar conmigo mano a mano, que le bajo los dientes.Hay violencia que duele más, que venga tu hermana y lloren por el hijo. Es un piojo resucitado".