Opinión

Dos reflexiones esenciales para la transformación de la Reina de la Vendimia

En los días previos a una nueva Fiesta Nacional de la Vendimia, Sofía Haudet, Reina Nacional 2014, dio su opinión y contó distintas sensaciones ante una nueva edición de la fiesta máxima de los mendocinos.

Sofía Haudet miércoles, 1 de marzo de 2023 · 11:00 hs
Dos reflexiones esenciales para la transformación de la Reina de la Vendimia
El rol de la Reina de la Vendimia es uno de los debates más habituales de la fiesta.

Muchos son los planteos que hoy pudieran ser argumentos para la eliminación de la figura de la Reina de la Vendimia de un lado y del otro. Reflexionaba que más allá de la opinión que podamos tener de los feminismos, es necesario entender que este ha puesto sobre la mesa temas de los que nadie quería hablar y por sobre todo nos ha dado algo muy valioso: la posibilidad de replantearnos profundamente si lo que hemos aprendido es así. Ya ejercer el proceso de ponerse en tela de juicio a uno mismo no es fácil y es un proceso complejo pero al mismo tiempo muy enriquecedor.

No fui ajena a ese proceso y encontré en él respuestas a preguntas que tenía o situaciones que no me convencían. Puedo debatir y escuchar con mucho compromiso y sin darles vuelta la cara, entendiendo también lo sano de escucharlos y entender porqué están ahí. Esto me permitió rever situaciones y complejizar mis pensamientos como también entender que quería cambiar para hacer de ese un lugar, uno mejor.

Hoy, después de varios años, podemos hacer un análisis más profundo de cómo ha ido cambiando el rol que ocupa esta mujer desde sus inicios. Si bien estoy de acuerdo que Vendimia es una tradición y la elección de la Reina es parte de ello, considero que las tradiciones cambian como también cambian las sociedades. Y si las mujeres hemos cambiado, ¿entonces por qué estaría mal revisar este lugar?.

Las jóvenes representantes de los departamentos ya están transitando la convivencia real.

Yo sí creo en la transformación y siempre he sido partidaria de eso. Considero que eliminar este rol es quitar una posibilidad y un lugar que históricamente ha ocupado una mujer. Anularlo es la salida fácil en la que no hay que hacer nada, sin embargo observar el potencial de cambio generando propuestas transformadoras requiere poner el cuerpo, tiempo y la determinación de llevarlo a cabo.

Mendoza es pionera de estos cambios, en 2014 se modificó el reglamento y se amplió con el objetivo de generar igualdad y de salir de los estándares de “concurso de belleza” para no dejar a ninguna mendocina sin la posibilidad de ser la representante de la Provincia.

Pero en mi criterio, lo que todavía sigue sin reflejar el trabajo enorme que se realiza durante el año es el método de elección, y es lo que debemos apuntar a cambiar para erradicar de una vez y para siempre cualquier “similitud” con un concurso de belleza.

Considero que para generar un cambio real debería existir una Ley integral que regule y defina cada punto, abarcando las fiestas y elecciones distritales, departamentales y provincial. Una ley que esté más allá de lo que un gobierno de turno pueda entender por Vendimia o qué protagonismo quiere o no darle a la mujer que es elegida como su representante.

Este sábado se conocerá quién es la sobernada que se quedara con el cetro de la Vendimia 2023.

Para esto debemos tomarnos de forma seria el planeo y volver a preguntarnos qué esperamos y queremos de ese lugar que hoy representa una mujer  y en donde su voz es importante ¿Cómo podemos potenciarlo? ¿Cuál es el objetivo? ¿Cuáles son las temáticas de las que se va a hacer cargo o representar? Y, en base a eso, definir las capacidades y cualidades que se requerrian para establecer un método de elección y generar un cambio profundo. Si las discusiones pasan solo en cambiar el nombre o sacar los atributos nos quedamos en lo superficial.

Es importante que quede establecido de forma escrita, y no solamente a la buena voluntad, qué tipo de capacitaciones recibirá con las instituciones o ministerios que tengan como objetivo fortalecer la vitivinicultura. ¿Qué rol tendrá en época de vendimia? ¿A qué ferias turísticas asistirá? ¿Deberá llevar adelante proyectos sociales? Hasta incluso dejar en claro cómo será su trato con los medios de comunicación para que, por lo menos una vez al mes, pueda visibilizar lo que está haciendo. Que la Reina de la Vendimia deje ser noticia solo de diciembre a marzo.

Teniendo claro el rol específico a desempeñar y método de elección acorde, cortaremos de raíz con la especulación, faltas de respeto y notas que no suman. Considero que correremos el eje de la “belleza subjetiva”, que tanto se critica, para dar paso a que no solo sea un símbolo, si no que tenga voz y decisión real en todos los temas competentes a la Vendimia. Hasta incluso podemos pensar que acompañe a ministros/as en la comunicación de los mismos, como así también llevar adelante un proyecto elegido por ella y por el cuál puede ser elegida por la sociedad mendocina.

Quizás hoy, como en la modificación del 2014, tenemos, como mendocinos y mendocinas de manera participativa, en conjunto y teniendo como protagonistas a las mujeres, la oportunidad de generar un cambio que tenga como fin actualizar y aggiornar a los nuevos tiempos la fiesta cultural más representativa de Mendoza conservando lo más rico de la tradición de la Vendimia.

El debate para definir si se debe o no seguir con la elección de una reina es más profundo que un decreto autoritario de un intendente en salida.

Mientras eso suceda, mientras debatamos con seriedad, elaboremos y exijamos una decisión política de transformación, no nos olvidemos que mujeres profesionales, estudiantes, militantes, amas de casa, trans y travestis, ocupan hoy ese espacio y merecen que brindemos respeto estemos de acuerdo o no.

Entendiendo que, quizás como yo, encontraron en ese lugar la posibilidad de transformar la realidad que les preocupa.

Sofía Haudet es Licenciada en Relaciones Públicas y Reina Nacional de la Vendimia 2014.

La autora de este texto es Sofía Haudet, Licenciada en Relaciones Públicas y Reina Nacional de la Vendimia 2014.

Archivado en