Netflix: "Corazón loco", una comedia de enredos que atrasa

Netflix: "Corazón loco", una comedia de enredos que atrasa

Más allá de la forma poco certera de abordar algunas temáticas que hoy en día gran parte de la sociedad se cuestiona, la película fluye con momentos de buena comedia. El sello Carnevale-Suar está presente en este producto comercial, ligero y pasatista que su público más adepto disfrutará.

Gonzalo Arroyo

Gonzalo Arroyo

Todos esperábamos en marzo el estreno en cines de "Corazón loco", la nueva película del director Marcos Carnevale con el trío protagónico conformado por Adrián Suar, Gabriela Toscano y Soledad Villamil. Los aumentos de casos de coronavirus llevaron a los productores a postergar su fecha para agosto, ilusionados con una merma en el avance de la pandemia y que las salas ya estuvieran habilitadas. Finalmente, todo empeoró y se decidió no esperar más tiempo y ponerle fecha de salida para este miércoles 9 de septiembre por la plataforma de Netflix.

En este difícil contexto para la industria cinematográfica estrenar a través de plataformas de streaming es la única opción que queda, sino se corre el riesgo de que la obra envejezca y no rinda el mayor fruto posible -siempre teniendo en cuenta la situación excepcional en la que nos encontramos-. De igual manera, más allá de que la dupla Carnevale-Suar ya tiene un éxito asegurado en las salas de todo el país, algo que en esta oportunidad no podrán capitalizar, la gran mayoría del público la terminará viendo en la comodidad de su casa. Sin ir más lejos, "Crímenes de familia", la última película de Sebastián Schindel, se mantuvo en el podio de las más vistas de la plataforma durante los primeros diez días desde su estreno. Seguramente algo similar sucederá con esta comedia de enredos.

La película nos sumerge en la particular historia de Fernando Ferro (Suar), un traumatólogo que lleva una vida aparentemente normal. Pero, con el devenir de los acontecimientos, nos enteramos que esconde un gran secreto: es bígamo. Durante la semana convive en Mar del Plata con Paula (Toscano) su mujer de toda la vida, una maestra jardinera con la que comparte dos hijas adolescentes. Pero, los fines de semana se traslada hasta Buenos Aires con Vera (Villamil), una doctora con la que está en pareja desde hace una década y con la que tiene un hijo de cinco años.

El personaje transita esta doble vida completamente feliz y sin ningún tipo de remordimiento, paranoia, ni estrés. Él está convencido que encontró la fórmula perfecta del amor, ya que su corazón tiene esta particularidad de poder amar a dos personas por igual. Pero su opereta perfectamente diseñada de mentiras se derrumba cuando ellas descubren el engaño y ponen en movimiento un plan en busca de venganza.

Poniendo en el centro de la historia temáticas controversiales como el poliamor, el engaño, la misoginia y el machismo, "Corazón loco" no logra dar una mirada superadora que lleve a una reflexión sobre los hechos. Situada en el contexto de una "comedia de enredos" estos eventos transitan sin ningún tipo de condena. Es más, la supuesta corrección llegaría en forma de desquite por parte de las mujeres, dejando una sensación rara donde pareciera que el victimario se transforma en víctima.

Más allá de este trasfondo poco certero en la forma de abordar ciertas temáticas que hoy en día gran parte de la sociedad se cuestiona, la película fluye con momentos de buena comedia. El sello Carnevale-Suar (además, responsables del guión) está presente en este tipo de producción más comercial, ligera y pasatista que su público más adepto seguramente disfrutará.

Por: Gonzalo Arroyo

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?