Alejandro Fantino y un momento al borde del llanto en vivo

Alejandro Fantino y un momento al borde del llanto en vivo

El conductor le dedicó unas sentidas palabras a su padre a manera de semblanza tras su fallecimiento. En la nota, el video.

MDZ Show

MDZ Show

Alejandro Fantino regresó a conducir su programa y en la apertura le dedicó unas sentidas palabras a su padre fallecido. "Tenía algunas cositas para compartirles a ustedes de lo que fue esta vida con mi viejo", comenzó diciendo el conductor, mientras pasaban imágenes de fondo, que eran una suertes de postales de los buenos momentos que compartía con su padre.  En ese sentido, Alejandro aseguró: "Me apoyo en la frase de borges, la muerte es una vida vivida. Eso fue lo que yo tuve con mi viejo , una vida vivida Era un tipo macanudo, se fue con mucha paz", comenzó.

Mientras sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas, Fantino continuó: "Mucha gente me escribió para saber como estaba. Quizás mucho se reafirman en la necesidad de que el que pierde un padre sienta mucho dolor y lo exprese, hasta parece raro que yo en este momento no sea un mar de lágrimas. Por su puesto que estoy destrozado, roto y triste por dentro. Pero no puedo no sopesar la vida hermosa que tuve con mi viejo".

"Nos sentábamos a charlar,a pescar, a comer un rico asado con amigos, un vinito. ¿Cómo puedo estar triste si se fue en paz, bien, sin sufrir y vivió 76 años como un duque? el vivió feliz toda su vida, hizo lo que quiso", comentó Fantino al borde las lágrimas pero sin quebrarse.

"Lo despedí a mi viejo en esta vida con mucho cariño y amor. Mi viejo es cosecha, es conversación, es todo lo que me pasa a mi hoy. Uno es lo que hace con lo que hicieron con uno. Mi viejo a mi me construyó en esto, yo no estudie periodismo, estudié charla con él. Todo lo que aprendí fue de él. Mis amigos eran de él y los de él, eran los míos. Jugábamos a las bochas, pescabamos, mentíamos... en fin, cuando todo esto pase, lo recordaremos, vamos a reir, brindar, recordar anécdotas, comer un rato, es una manera de tenerlo presente, adentro del corazón y todo lo que vivimos con él. Las muertes se tienen que recordar por lo vivido. Después que hay más allá no lo sé, pero estoy muy tranquilo como hijo, se que dejó todo", finalizó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?