Las 8 series que definieron este 2019

Las 8 series que definieron este 2019

Algunas se estrenaron este año, otras se despidieron. Pero también están las que sumaron nuevas temporadas y se convirtieron en verdaderos clásicos de esta década que se termina.

Gonzalo Arroyo

Gonzalo Arroyo

La televisión tal como la conocíamos, no existe más. En los últimos años las formas de consumir y el alcance de los productos que nos ofrece la "pantalla chica" cambió radicalmente. Los servicios de streaming y la producción masiva de series, provocaron una oferta casi inabarcable para el usuario.

Este 2019 asistimos a una proliferación de gran cantidad de producciones - muchas de ellas sumamente recomendables, otras no tanto - de una gran variedad de géneros y estilos como ciencia ficción, drama, humor, policiales, crítica sociales y épica fantástica.

Barry (segunda temporada)

Esta comedia sobre un asesino a sueldo que quiere convertirse en actor de Hollywood fue de la mejor que nos pasó este año. De la mano de HBO, el gran comediante Bill Hader – Saturday Night Live – puso en la pantalla chica esta comedia poco habitual que en marzo estrenó su segunda temporada.

Barry es un ex marine devenido en asesino por encargo, hasta que su vida cambiará cuando por motivos de un nuevo trabajo termina participando de una clase de teatro. Su nueva vocación por la actuación lo hará cuestionarse la forma poco ortodoxa con la que se gana el pan. Una crisis existencial que deberá superar mientras la mafia chechena intenta eliminarlo.

Years and years (miniserie)

Years and Years propone una de las críticas más despiadadas a la política y a la sociedad actual. Esta miniserie de tan solo seis episodios que HBO estrenó en junio de este año plantea el fin del mundo desde el lugar de lo cotidiano, de la vida moderna, de la perdida de derechos y del afán devastador del consumo y la tecnología.

Ambientada en Gran Bretaña, los protagonistas serán los integrantes de la familia Lyons. A través de ellos asistiremos a la polémica del Brexit, los conflictos de la era Trump, la llegada al poder de una millonaria demagógica llamada Vivian Rook (interpretada por Emma Thompson), el retroceso de la democracia liberal, el ascenso del populismo autoritario en Europa, corridas bancarias y guerra comercial con China.

Una serie que termina atrayendo porque refleja los problemas comunes de una familia de clase media inmersa en este nuevo orden (caos) mundial.


Chernobyl (miniserie)

El 2019 fue un gran año para HBO. Luego de finalizar con Game of Thrones, una de las series más exitosa de la cadena, el mismo mes estrenó la miniserie Chernobyl. Con elenco de lujo - Jared Harris, Emily Watson y Paul Ritter - y gran presupuesto, se perfiló como uno de los proyectos televisivos del año. Rápidamente, se transformó en un fenómeno mundial.

Centrada en la historia detrás de una de las catástrofes nucleares más importantes de la historia - la explosión de una planta nuclear ucraniana en 1986 - en tan solo cinco episodios se logran describir los hechos que desencadenaron el desastre, sus terroríficas consecuencias, la corrupción e intento de encubrimiento por parte del gobierno soviético, y cómo un grupo de inocentes se sacrifican para salvar a toda Europa.

Johan Renck, responsable de algunos episodios de Breaking Bad y Vikings, dirigió todos los capítulos.

 

Killing Eve (segunda temporada)

Luego de un 2018 donde arrasó en la temporada de premios, Killing Eve regresó este año con nuevos episodios. Una serie que tiene todos los condimentos: acción, suspenso, humor, drama y traición.

Las actrices Sandra Oh y Jodie Comer se embarcan en una trama de espionaje sin precedentes en la televisión actual. Por un lado tenemos a Villanelle (Comer), una talentosa asesina a sueldo que disfruta del actor de matar. Por el otro a Eve Polastri (Oh), una agente del Servicio de Inteligencia Británico que se siente atraída por las mujeres asesinas. Allí se encuentra el punto clave donde se unen los caminos de las dos protagonistas y su perdición.

En esta segunda temporada se indaga mucho más en este enfermizo vínculo, ampliando el sello que hizo tan prestigiosa a este serie: la conexión entre humor y suspenso que se torna altamente adictivo capítulo tras capítulo.

The Crown (Tercera temporada)

Una de las joyas más preciadas de Netflix regresó en este 2019 con su tercera temporada. The Crown que logró retratar como nadie la vida de una de las mujeres más poderosas de la historia: La reina Isabel II.

Si cada temporada da un salto de diez años, en estos nuevos episodios tendremos nuevo reparto. Luego de dos temporadas, la premiada actriz Claire Foy dejará su lugar a la oscarizada Olivia Colman, para representar una etapa más adulta de Isabel.

Con su habitual sello de intercalar dramas íntimos y acontecimientos históricos, los nuevos diez episodios abarcan el período comprendido entre 1964 y 1977. Una era tumultuosa para la familia real tanto en el ámbito público como en el privado. Además, la fórmula que funciona desde su debut seguirá estando presente: el vestuario, la fotografía, los diálogos y ese guión cargado de dramatismo hacen de esta serie algo para no perderse.

Game of thrones (octava temporada)

El último gran fenómeno televisivo llegó a su fin en 2019. Game of Thrones se metió de lleno en la cultura popular con su historia fantástica plagada de dragones, caminantes blancos, batallas épicas, traiciones familiares, romances imposibles, giros inesperados e intriga política.

Aunque para muchos el final dejó un sabor agridulce, la vara ya estaba muy alta. Una serie que desafió las convenciones del género construyendo un balance perfecto entre fantasía, intriga, drama y épica.

Además de los grandes personajes que dejó, que ya son partes del imaginario popular, la cierto es que Game of Thrones tiene merecido su lugar en la historia de las ficciones televisivas, siendo clave en la transformación de los hábitos de consumo más tradicionales y el actual poder del streaming.

The Mandalorian

La batalla por el streaming sumó este año a un peso pesado. Disney lanzó en Estados Unidos – para Latinoamérica habrá que esperar hasta 2020 – su propia plataforma de contenidos on demand Disney+.

The Mandalorian fue la serie elegida para inaugurar el nuevo servicio. Una producción original de la casa del ratón que marcó un hito: dar vida a la primera serie live action del universo de Star Wars.

Pedro Pascal se pone en la piel de un mercenario oriundo del planeta Mandalore para guiarnos por esta historia ambientada luego de la caída del Imperio y antes de los sucesos que desencadenaron el ascenso de la Primera Orden – es decir, cinco años después de El Regreso del Jedi (1983) -. Un western espacial plagado de muchísima acción, un presupuesto a la altura de las películas y múltiples guiños para los fanáticos de la mítica saga de ciencia ficción.

Watchmen

HBO cerró el 2019 con una verdadera joya. Una adaptación de la novela gráfica más importante de todos los tiempos. Watchmen comenzó a publicarse en 1986. Alan Moore (guión) y Dave Gibbons (ilustración) le imprimieron a estos superhéroes la condición de poder cuestionar, mediante sus historias, lo que sucedía en la sociedad norteamericana: el autoritarismo, la discriminación, el sexismo y las consecuencias de la guerra fría inundaban cada viñeta.

Si en el cómic la paranoia nuclear era el motor de la historia, en esta adaptación televisiva el racismo es el principal desencadenante de los hechos. El 2019 encuentra a los Estados Unidos sumergido como una distopía. Robert Redford es el presidente, existe un estricto control de armas para evitar el gatillo fácil y la policía está integrada mayoritariamente por personas de color que esconden sus rostros bajo una máscara amarilla para evitar ser asesinados por una milicia de supremacistas blancos.

Una historia con una trama policial formidable rica en subtramas políticas, sociales, literarias, filosóficas y religiosa.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?