Niños: las enfermedades que preocupan cuando se va el frío

Niños: las enfermedades que preocupan cuando se va el frío

Con el cambio de estación, madres y padres comienzan a celebrar el fin de la temporada de gripes y resfríos, pero cuando se va el frío vuelven a tomar protagonismo otras enfermedades pediátricas a las que hay que prestar atención.

Noelia Calafatello

Cuando termina el invierno, si bien disminuyen los catarros en las consultas pediátricas aparecen otras infecciones a las que tenemos que estar alertas. Entre ellas, las gastroenteritis -que son mayoritariamente virales- y el Síndrome Urémico Hemoítico (SUH) que tanto nos preocupa a los pediatras y que es causado por la Escherichia Coli

Las gastroenteritis se transmiten por higiene inadecuada, contacto con familiares con diarrea viral, alimentos mal cocidos o no pasteurizados, manos contaminadas, agua no potable, baños en agua contaminada o incluso por usar la misma tabla y cubiertos para alimentos crudos y cocidos (bacterianas).

El cuadro clínico se presenta con vómitos, fiebre, diarrea y dolor abdominal. Hay aspectos que son muy importantes y a los que
debemos estar especialmente atentos: controlar el estado de hidratación y la presencia de sangre en las deposiciones, ya que ésta es una señal de alarma y requiere que descartemos la posibilidad del desarrollo de SUH.

Signos para ir a la guardia

SI bien no conviene alarmarse, sí hay señales que justifican una visita a la guardia pediátrica. Un aspecto clave a controlar es la hidratación.

  • Presencia de diarrea con sangre
  • Si el niño o niña no hace pis por más de 6 horas
  • Si el niño o niña no tiene saliva debajo de la lengua
  • En caso de que esté más adormecido que de costumbre y cuesta despertarlo
  • Si hubiera vómitos que no ceden, ya que impiden la hidratación vía oral

Estas pautas de alarma las tenemos que tener siempre presentes para concurrir de inmediato a la guardia pediátrica porque lo que debemos prevenir es la deshidratación; cuanto más pequeño sea nuestro hijo más rápido puede deshidratarse.

Cuidados para prevenir el SUH

Es importantísimo no darle carne picada a los menores de cinco años, son los que más riesgo presentan de contraer SUH. Esto tiene una explicación: la bacteria se deposita sobre la superficie de la carne y ante una cocción deficitaria es un riesgo potencial. El SUH tiene alta incidencia en Argentina donde se registran entre 10 y 12 casos cada 100.000 niños menores de 5 años, siendo la tasa mundial más alta reportada. Es la primera causa de insuficiencia renal aguda y la segunda de enfermedad renal crónica; por eso es de suma importancia consultar.

Hay algunas pautas que se deben tener en cuenta para prevenir el SUH:

  • Evitar carne picada (tanto hamburguesas caseras, como las de caja) en menores de 5 años y asegurar correcta cocción de todo tipo de carnes
  • Usar distintos utensilios de cocina: uno para cortar la carne cruda y otro para la cocida, así como tener utensilios para verduras aparte
  • Lácteos y jugos consumir solo los pasteurizados y conservar la cadena de frío
  • Lavar cuidadosamente frutas y verduras
  • Realizar lavado de manos con agua y jabón luego de ir al baño o manipular alimentos crudos
  • Concurrir a natatorios habilitados y respetar la prohibición de bañarse en aguas de ríos ya que pueden estar contaminadas
  • Consumir agua potable y, ante la duda, hervirla

Es muy importante contar con la presencia de un pediatra de cabecera para resolver las dudas que presenta la familia y para acompañar el crecimiento de nuestros pequeños.

* Noelia Calafatello (MN 157480) es médica pediatra

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?