El mejor aliado contra las arrugas de la piel

El mejor aliado contra las arrugas de la piel

El ácido mandélico es un exfoliante con múltiples beneficios para la piel y es uno de los mejores aliados para quienes buscan acción antiage, luminosidad, una textura homogénea y mejorar pieles acneicas.

MDZ Femme

MDZ Femme

Florencia Jinchuk, creadora de The Chemist Look, nos cuenta las propiedades de uno de los recientes descubrimientos de la cosmética en la lucha contra las arrugas. Se trata del ácido mandélico, que además tiene otros beneficios como darle luminosidad a la piel y mejorar el acné.

El ácido mandélico es un exfoliante perteneciente a la familia de los alfahidroxiácidos (al igual que el ácido glicólico). Se descubrió a partir de las almendras amargas y de ahí deriva su nombre, ya que en alemán la palabra "mandel" significa almendras. Debido a sus características químicas es bien tolerado por todos los tipos de piel, incluso las sensibles. Su alta tolerancia, sumado a los múltiples beneficios que le otorga a la piel, hacen que sea el producto ideal para quienes quieren iniciarse en el uso de exfoliantes.

Beneficios del ácido mandélico

  • Unificar la textura de la piel
  • Acción antiage
  • Mejorar la firmeza y la elasticidad
  • Mejorar la apariencia de pieles acneicas
  • Suavizar manchas
  • Sumar luminosidad

"El ácido mandélico, al igual que todos los exfoliantes químicos, promueve el desprendimiento de las capas más superficiales de las células de la piel y evita que se acumulen células muertas. Así, favorece el recambio celular, unifica la textura de la piel y suma luminosidad", asegura Florencia Jinchuk. Por eso, es un gran aliado contra la apariencia de las arrugas.

De la misma manera que el ácido glicólico, su uso continuo repara signos de envejecimiento, ya que actúa a nivel de la dermis aumentando los niveles de colágeno, ácido hialurónico y otros GAGs (glicosaminoglicanos) que disminuyen con el paso del tiempo.

Gracias a esto, se produce una mejora en la elasticidad y la firmeza de la piel y una disminución de las líneas de expresión y las arrugas.

Por otro lado, previene la formación de acné y mejora la apariencia de este tipo de pieles. El acné es una enfermedad de la piel en la cual los poros se obstruyen por células muertas y se acumula sebo, llevando al desarrollo de lesiones no inflamatorias denominadas "comedones". A su vez, si estos poros se infectan por una bacteria llamada Cutibacterium acnes, se producen lesiones inflamatorias ("pústulas" y "pápulas").

El ácido mandélico es capaz de prevenir esto debido a su acción exfoliante, que impide que se acumulen células muertas y se obstruyan los poros; gracias a sus propiedades antimicrobianas se evita que los poros se infecten.

Por todos los beneficios mencionados anteriormente, el ácido mandélico es el activo ideal para combatir el acné adulto y se le suma su acción antiage.

Por último, tiene la capacidad de suavizar manchas y unificar el tono porque mejora la distribución de melanina, pigmento de la piel, siendo útil para las cicatrices de acné hiperpigmentadas, melasma y lentigo.

Consultada sobre para quién se recomienda el ácido mandélico, la creadora de The Chemist Look respondió: "Es bien tolerado por todos los tipos de pieles, incluso las sensibles. De hecho, es el recomendado si se busca acción antiage y luminosidad, pero la piel no tolera al ácido glicólico. El ácido mandélico tiene un tamaño de molécula más grande que el ácido glicólico por lo que penetra de manera lenta y uniforme, lo que lo hace más gentil con la piel.

Además es bien tolerado por todos los fototipos de piel; ¿qué son? Es un concepto que se utiliza para clasificar a las pieles según su sensibilidad al Sol. Esta es una gran ventaja que presenta el ácido mandélico, ya que el ácido glicólico (otro exfoliante de la misma familia) suele causar irritación en pieles oscuras.

Entre sus productos, Jinchuk nos recomienda el exfoliante MA combina los beneficios de dos exfoliantes, ácido mandélico al 8 % y gluconolactona, con las propiedades de un péptido prebiótico: equilibra la microbiota de la piel, mejora la función barrera y evita su deshidratación; otros dos extractos botánicos, malva y aloe, que suman acción hidratante, calmante y mejoran la tolerancia de este producto.

¡Pero recuerda! Las arrugas de la piel están ahí para demostrarnos todo lo que hemos vivido, si te incomodan puedes ayudar a disminuir su visibilidad, pero ¡amigate con ellas! Esta información se publica a título informativo y de ninguna manera reemplaza la opinión de su profesional. Antes de colocar cualquier producto en tu piel, consulta con tu dermatólogo/a de confianza.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?