Con simples hábitos puedes evitar que la mascarilla perjudique la piel de tu rostro

Con simples hábitos puedes evitar que la mascarilla perjudique la piel de tu rostro

La dermatóloga Belén Giraud Billoud detalló algunas medidas que debemos tener en cuenta para seguir usando el barbijo sin lesionar nuestra piel.

Belén Giraud Billoud -Dermatóloga-

Si hay algo que ha perjudicado nuestra piel en esta pandemia es el uso de barbijo. Hace más de un año venimos usándolo a diario y algunas personas incluso casi todo el día. Ni hablar de quienes usan doble mascarilla. En esta nota te contamos qué efecto hace en la piel y cómo manejarlo.

El uso de barbijo genera 2 situaciones en la piel del rostro: la fricción y oclusión de la piel y la alteración de los microorganismos que normalmente viven en ella. Este combo explosivo colabora con la aparición del acné por mascarilla, también conocido como maskné. También podemos ver empeoramiento de otras patologías que la persona solía tener, como rosácea, dermatitis atópica, dermatitis seborreica, etc.

El maskné es cualquier brote de acné luego de 6 semanas de uso regular del barbijo o empeoramiento en persona con acné previo, que lo veremos en la cara con una distribución característica, que es en forma de letra “o”. Éste se agrava con el tiempo de uso del barbijo, exposición al calor, climas cálidos y predisposición previa a tener acné.

Pese a la mascarilla, debes seguir poniéndote protector solar en el rostro.

Si bien el uso de la mascarilla es inevitable, hay varias medidas que podemos tomar para atenuar y mejorar estas situaciones molestas.

¿Cómo evitar los efectos adversos del barbijo?

  • A la hora de elegir una mascarilla, preferir las de algodón y no usarlas demasiado ajustadas.
  • Descansa de su uso el tiempo que puedas y lávalos a diario con jabón neutro. 
  • En la rutina de cuidado facial, elige limpiadores suaves y cremas hidratantes “no comedogénicas” (que no generen más acné).
  • El protector solar se debe usar a diario, no es reemplazado por la mascarilla.
  • En lo posible evita el maquillaje en la zona.
  • No abuses de la exfoliación y no manipules los granitos que aparezcan.

Si estas medidas no son suficientes, mi consejo es consultar con el profesional adecuado: el médico dermatólogo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?