Manual de uso: estilo minimalista

Cuando pensamos en el estilo minimalista, el concepto que se nos viene a la cabeza es eminentemente artístico. Sin embargo, el minimalismo se ha extendido más allá del arte y ha alcanzado al mundo del diseño. El minimalismo se ha convertido en un estilo de vida.

santiago sibilla

Así se usa el minimalismo.

No, el minimalismo no es sinónimo de simpleza, sino de pulcritud, de minimizar los detalles y darles un sutil protagonismo. Se trata de llevar todo al mínimo, pero de manera destacable. Y no, para eso, no necesitas pensar mucho, sólo hay que conocer algunas reglas básicas al vestir. No hay nada más halagador y satisfactorio que hallar una forma idónea de vestir y que sea tan cotidiano en tu vida que no te quite más de 5 minutos por las mañanas.

Si lo que querés es un buen look, pero en realidad tienes muy poco tiempo para pensar en ello, súmate a la tendencia minimalista.

Manuel de uso:

1. La combinación negro + blanco siempre funciona. Es una unión simple y muy fácil de emular. Adóptalo en cualquiera de tus looks.

Black and White.

2. Si agregás un poco de color, que sea —de preferencia— beige o arena, puesto que es mucho más permeable y nada propenso al caos. Hacé que tu outfit luzca estructurado y con orden.

2- Con pantalon beige.

3. ¿Has pensado en los jumpsuits como opción? Tal vez deberías hacerlo. Evitá aquellos con detalles exagerados o extras. Es mejor que recurras a una prenda de un sólo corte sin divisiones, completamente liso.

Jumpsuits.

4. Si querés algo más suelto, probá con una camisa oversized. Ésta hará que tu cuerpo parezca una figura sencilla. Protagonizá tus hombros y dale geometría al look dejando lo menos importante en la parte baja.

Camisa oversize.

5. Cambiá la estructura natural de la ropa combinando figuras y formas. Un escote (no pronunciado) en V, un cardigan amplio o ruana y un pantalón corte sastrero o simplemente un corte chino, la mejor fusión que podés crear.

Con ruana.

6. El total black también es sinónimo de sencillez, pero con elegancia. Dale un giro cambiando el color de tus zapatos y procurá que estos sean menos llamativos que el resto de las prendas.

Total black.

7. Si querés agregar un poco más de color y no sabes cómo, elegí tonos suaves y que puedas combinar con los colores básicos. Azul, rosal palo, verde muy tenue, la elección es tuya.

Colores pasteles.

8. Mezclá las reglas geométricas y los estampados; pero debés hacerlo de manera muy estricta, ya que esa será la forma en que presentarás tu atuendo ante el mundo.

Atuendo geométrico.

No olvidés que el minimalismo espera encontrar una forma esencial, discreta y llamativa. Todo ello se puede conjugar si seguís estos consejos que sin que te des cuenta, reducirán tu tiempo. Elegancia, sencillez y calidad son sinónimos de este estilo que está presente para todos, no distingue en edad ni estatura, está ahí a disposición de todo aquel que desee tener un poco de identidad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?