Los tres errores a evitar (y sus alternativas) a la hora de vestir un cuerpo plus size

A pesar de lo que suelen decirnos y mostrarnos, elegir las prendas adecuadas para un cuerpo con curvas no es difícil.

natacha capello

Plus size.

Casi todas las mujeres a la hora de vestirnos sentimos cierta inseguridad sobre nuestras elecciones. Al salir de casa nos suele acompañar cierta cuota de duda: “¿Estaré bien vestida para la reunión?”“¿Irá con mi tipo de cuerpo?” “¿Será para mi edad?”. Son sólo algunas de las preguntas que nos dan vuelta por la cabeza cada vez que estamos frente al vestidor eligiendo prendas.

Estas dudas suelen ser todavía más comunes cuando se trata de mujeres plus size.

Si este es tu caso, nuestra misión es ayudarte a despejar preguntas, para que te sientas segura con los conjuntos elegidos y sepas seleccionar las prendas y accesorios más favorecedoras para tu cuerpo. Con esto en mente, a continuación te contamos los tres errores más comunes que deberías evitar al vestir si sos una chica con curvas.

#Uno: tener curvas no es sinónimo de ser tipología oval como se suele pensar. Una puede ser, por ejemplo, silueta reloj de arena plus size, que tiene requerimientos totalmente distintos a la hora de vestir que cualquier otra silueta. Por esto, es importante que antes que nada definas tu tipología corporal, y recién ahí salgas en busca de los conjuntos que la optimicen.

Primer tip a tener en cuenta.

#Dos: si bien es cierto que el negro estiliza, no tiene por qué ser el único color al cual recurrir. Los colores fríos también tienen la virtud de contraer, así que animate al azul, violeta, verde y demás tonos en esa gama. Acordate: no es tanto el color en sí, sino saber llevarlos en las prendas correctas.

Elegí bien los colores.

#Tres: un error muy común y para nada favorecedor es “taparse con tela”. Usar prendas sin forma y más grandes al talle real, en lugar de disimular, agrega volumen. Es importante que elijas prendas en el talle correcto, que entallen y acompañen la figura sin marcar en exceso.

Elegí prendas justas.

Y recordá: no se trata del talle que usés sino de cómo usés tu talle.

Más tips: Natacha Capello

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?