Guía práctica para combinar colores como un profesional (segunda entrega)

Guía práctica para combinar colores como un profesional (segunda entrega)

La adecuada combinación de colores es fundamental para lograr un look perfecto, y en esta segunda entrega nos adentraremos en mezclas más complejas de colores, en las que intervienen tres o más tonos. Atenicón: estas combinaciones no son aptas para clásicas, ¡yo avisé!

En la primera entrega vimos combinaciones más sencillas como monocromáticas, complementarias y análogas. Hoy duplicaré la apuesta y veremos mezclas de colores semi complementarias y en triada. 

¡Animate al cambio!

Vale destacar que el círculo cromático es la base para armar combinaciones exitosas, tanto para outfits como para decorar ambientes como para lo que sea, ¡así que amigate con él! 

·       Semi-complementaria

En las combinaciones complementarias intervienen sólo dos colores, mientras que en las semi-complementarias tres. Es una combinación un tanto inusual a la hora de armar looks, pero ejecutada correctamente puede funcionar muy bien. En este caso, en lugar de elegir el tono opuesto –como en la combinación complementaria-, elegí los dos que están al lado del complementario.

¿Cuánto te animás a estas combinaciones?

Semi-complementaria

·       Triada

En la triada se utilizan tres colores equidistantes alrededor del círculo cromático, lo que resulta en una combinación armónica pero de gran contraste. Si ves que la intensidad es demasiado alta, podés optar por versiones de color menos saturadas, como amarillo-rojo-azul o naranja-violeta-verde.

¡Así podés combinar!

Para terminar tus conjuntos como una profesional, recordá colocar alrededor del rostro sólo colores que potencien tu tono de piel. Para las pieles frías, que son generalmente las que tienen las venas del antebrazo en tonos más bien rosas y azules, colocar colores fríos y viceversa, siendo cálidas las pieles con venas que viran al amarillo y verde. 

TIPS BY NATACHA CAPELLO

¿Querés recibir notificaciones de alertas?