El síndrome genitourinario de la menopausia es más frecuente de lo que uno cree

El síndrome genitourinario de la postmenopausia es un tema muy íntimo pero que vale la pena abordar. Alrededor del 40% de las mujeres Argentinas se encuentran en la etapa de la pre menopausia. Son mujeres trabajadoras, activas, dinámicas, jóvenes y muchas son afectadas por la atrofia o síndrome urogenital de la postmenopausia, que tiene ese nombre pero que se puede dar antes.

MDZ Femme

Dra. Emilia Alcoba, especialista en uroginecología y directora médica de Sens Medical.

Se genera atrofia vaginal y como consecuencia adelgazamiento y sequedad de las paredes vaginales debido a una menor cantidad de estrógenos. Es importante consultar con un médico especializado para hacer diagnóstico diferencial con otras patologías y dar con el tratamiento adecuado.

 

Para tratar esta patología existe la colocación de estrógenos locales así como también, el tratamiento con láser que es aún más efectivo, rápido y no ablativo. En caso de que la paciente opte por realizar este tratamiento, el primer encuentro consta de una consulta en donde se realiza la historia clínica uroginecológica y luego un examen físico para evaluar que realmente se encuentra en condiciones de realizar el tratamiento con el láser y que se verán resultados positivos. Una vez evaluada, el tratamiento consta de 3 sesiones y luego un mantenimiento anual de una sesión. Lo más importante es conversar con la paciente y darle la calidez necesaria para que pueda expresar con tranquilidad qué es lo que la está incomodando, también asegurarle que no está sola y que será acompañada en todo el proceso, de principio a fin.

 

El síndrome urogenital de la postmenopausia es más frecuente de lo que se piensa, incluso puede ser catalogado como una enfermedad crónica a menudo no diagnosticada correctamente o no consultada por el pudor de la paciente. Por eso, es importante estar alerta a los principales síntomas como la sequedad vaginal constante, la falta de lubricación en las relaciones y la picazón vaginal, así como también no tener miedo de querer mejorar la calidad de vida y resignarse a vivir con ello.

Por la Dra. Emilia Alcoba, especialista en uroginecología y directora médica de Sens Medical.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?