#Cinturones: tips para buscar y elegir el indicado

Los cinturones son parte de los llamados “imprescindibles”, siendo uno de los accesorios base en el guardarropa de toda mujer. La oferta, en cuanto a diseño y materiales, es muy variada: vienen anchos, angostos, con maxi hebillas o sin ellas, de cuero y hasta en plástico. El problema es que, ante tanta variedad, ¿cómo hacemos para dar con el indicado? Te lo explicamos continuación.

natacha capello

Cinturones.

IMAXTREE.COM

Si bien uno de los determinantes obvios a la hora de elegir cinturones tiene que ver con el estilo general del conjunto (porque como todo accesorio tiene que acompañar el look) y las tendencias, también hay otros factores que es importante tener en cuenta, como:

- Ancho vs. angosto:

La elección de una u otra versión tiene que hacerse en base a la contextura de quien lo lleva: como regla general, los angostos van bien en la mayoría de la siluetas, mientras que los diseños más anchos son recomendados sólo para contexturas medianas a grandes con torso largo.

Recomendado para contexturas grandes de torso largo.
Angosto y al tono es ideal para la mayoría de las siluetas.

Ubicación en el cuerpo:

El cinturón bajo el busto es ideal para disimular pancita junto a prendas de corte imperio, por ejemplo, y también es un recurso muy utilizado en outfits para embarazadas.

Bajo el busto.

Llevarlo en la cintura tiene dos contras para quienes necesitan disimular: por un lado, genera una “división” en la silueta, la cual no estiliza demasiado, y a su vez lleva la atención a la zona media, por lo que sólo son favorecedores en figuras esbeltas.

En la cintura.

La última opción es llevarlo en la cadera, lo cual es muy útil para figuras tipo triángulo invertido (espalda más ancha que cadera y cadera con pocas curvas) y para quienes cuentan con torso corto, ya que ayuda a elongarlo.

A la cadera.

- Color de la hebilla:

Si el cinturón lleva hebilla y esta es metálica (por ejemplo dorada o plateada), habrá que tener en cuenta que el resto de los accesorios tienen que ser del mismo tono. La excepción a esta regla son los zapatos, que si bien antes era "obligatorio" que fuesen del mismo color que el cinturón, hoy ya pueden combinarse libremente dentro de los tonos que se complementan.

TIPS BY NATACHA CAPELLO

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?