Tomar vino en forma moderada tiene efecto antioxidante: ¿será cierto?

Tomar vino en forma moderada tiene efecto antioxidante: ¿será cierto?

Se trata de una afirmación que tiene impacto en la salud. ¿Qué significa? ¿Es real el dato?

MDZ Divinos

MDZ Divinos

En cuarentena, específicamente en el mes de julio, los argentinos batieron el récord de consumo de vino de los últimos siete años. Y la pregunta es ¿cuál es el impacto de esta tendencia en la salud? Algo que comenzaron a estudiar los expertos. Los mismos piden un consumo razonable pero destacan la contribución de la bebida al fortalecimiento de las “defensas antioxidantes”.

Fueron 98 millones de litros despachados al mercado interno durante el mes de julio de 2020, lo que marcó un incremento del 21,7 por ciento con respecto a julio del 2019. “Tintos, varietales y botellón, marcan la tendencia en consumo en la Argentina”, aseguran desde el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca.

Para el sector, es un dato sumamente importante, ya que no se registraban cifras similares para un mes de despachos en los últimos siete años. Las principales tendencias de esta recuperación apuntan a una preferencia por los vinos tintos y varietales, acompañados de precios más accesibles en supermercados y ventas online.

Consumo

“La gente que consume vino regularmente y adhiere a este concepto de una dieta saludable, probablemente haya influido sobre su entorno familiar para sumar más consumidores. Además, el trabajo en casa permite acompañar el almuerzo con esta bebida sin el riesgo de controles” en el tránsito o en la oficina, describe el Prof. Dr. Raúl Pastor, representante científico por América ante la Organización Internacional de la Viña y el Vino.

El crecimiento acumulado en los siete meses de 2020 -más de cinco meses en cuarentena- representa un aumento del 9,4 por ciento con respecto al mismo período de 2019, lo que supone un total de 535 millones de litros de vino, según informan las autoridades.

“El contexto claramente tuvo un papel importante en este récord”, asegura Pastor, y continúa: “Hay mucha gente que está pasando esta cuarentena en un total aislamiento de sus habituales relaciones familiares o sociales, y esto puede haber aumentado el consumo”.

Es saludable

“El vino tinto es la bebida más saludable de todas, claro que en moderación y acompañando a las comidas”, asevera el doctor. “El cuerpo humano es una máquina química que produce calor y energía las 24 horas del día. Está sometido a procesos oxidativos permanentes originados en el metabolismo y agresiones de contaminantes ambientales como tóxicos o microorganismos incluyendo los virus”, desarrolla.

Y complementa: “Para defenderse de esas agresiones, el metabolismo desarrolló en la evolución unos compuestos que se llaman defensas antioxidantes. Con los años estas defensas van cayendo por efecto del envejecimiento. Los polifenoles del vino tinto y en especial el más importante de ellos, el resveratrol, reparan los daños del metabolismo y recuperan las defensas antioxidantes que se habían perdido”.

Fuente: Con Bienestar

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?