¿Te hicieron una multa? Pagarla rápido y sin chistar te sale más barato

El mecanismo para hacer el descargo es coercitivo. Si el juez vial te da la razón te baja sólo hasta 33% el castigo. ¿El objetivo es recaudar? Las explicaciones oficiales.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

la confección de multas crecieron 40% en tres meses.

Gobierno de Mendoza

En tres meses aumentó 40% la cantidad de multas realizada por el Ministerio de Seguridad respecto al mismo periodo del 2018. El dato es llamativo por lo imponente del aumento. Si desglosamos el número, nos da que se han realizado nada menos que 555 multas por día en los primeros tres meses del año.

El sábado 13 de abril en la tarde pudimos comprobar cómo es que la Policía de Mendoza logró este fuerte incremento en el número de infracciones. Es sólo un caso entre muchos otros. En la Avenida Las Palmeras, en el Parque General San Martín, dos oficiales en moto se cansaron de hacer multas.

A las 18 de ese día, eran decenas los autos estacionados en la lado Oeste de Avenida Las Palmeras, en las cercanías donde se ubica históricamente el camión que vende helados. En ese lugar el cordón no está pintado de amarillo, y si bien hay dos discos de “prohibido estacionar”, están a 150 metros uno del otro, con el agravante de que el primero -mano de circulación Norte-Sur-, está tapado por el camión de helados.

EL cordón gris vs el cordón amarillo.

Con ese panorama, los que estacionaban en el lugar eran muchos. Dos policías en moto pararon allí y comenzaron a hacer multas, una tras otra. No importaban las explicaciones de los automovilistas sobre el cordón gris y los carteles tapados. A su vez, mientras los policías seguían multando, varios automovilistas iban estacionado detrás y dejando sus autos, listos para recibir el parte en el parabrisas.

Muchos conductores, enojados, les plantearon a los oficiales que su tarea debía ser de prevención, no de castigo, y que lo correcto sería que avisaran a los automovilistas que está prohibido estacionar en ese lugar, en vez de esperar que se estacionaran y se bajaran para hacerles la multa. A su vez, la velocidad con que los oficiales realizaban los partes era llamativa. A trevés de un dispositivo electrónico –un PDA, que envía los datos por internet e imprime la boleta que se comenzó a utilizar en octubre pasado-, la elaboración de multas era intensa.

Oficiales haciendo multas una tras otra.

Los policías repetían a los conductores que era posible hacer el descargo correspondiente en la Unidad de Resoluciones Viales Gran Mendoza Norte, en la calle Alberdi de Guaymallén, ala Este de la Terminal, dentro de los 5 días hábiles siguientes.

Con el parte de infracción en la mano (720 pesos si se paga a los tres días hábiles de realizada; si no 1.200 pesos), varios de los multados se apersonaron en la Terminal para hacer el descargo. Ahí se informaba que para hacer el descargo era necesario llevar la nota de descargo explicando los motivos de la queja, fotocopia del DNI, fotocopia del acta de infracción (la multa), fotocopia de la tarjeta verde o azul, fotocopia de comprobante de pago del seguro y el Código X-NET 179 (sale 188 pesos y se compra en la Bolsa de Comercio o en el Banco Nación).

En este lado de la Avenida Las Palmeras es confusa la prohibición.

Previsiblemente, muchos automovilistas salían espantados de la Unidad de Resoluciones Viales y se dirigían a pagar la multa, sin chistar. Es que si se suma lo que cuestan las fotocopias, el código, las impresiones, el estacionamiento y el tiempo (que vale), termina siendo más conveniente pagar que reclamar.

Es que si el infractor paga la multa dentro de los 3 días hábiles de realizada, se obtiene un descuento de 40%. En el caso del mal estacionamiento, son 720 pesos frente a los 1.200 sin descuento. Incluso personal de la oficina le recomendaba a los multados “pagar y listo”, porque en definitiva son muy pocas las multas que son anuladas por los jueces viales, y si se le da la razón al conductor, “la ley marca que sólo se puede descontar hasta el 33% de la infracción, por lo que termina saliendo más caro”, según explicó a este diario el director de Seguridad Vial del Ministerio de Seguridad de la Provincia, Oscar Hómola.

El funcionario no obstante respondió a las quejas de los automovistas, que en más de una ocasión acusaron al sistema de estar desarrollado sólo para recaudar. “El reclamo se puede hacer perfectamente en todos los casos, pero es raro que alguien dé explicaciones cuando la multa es por un control de alcoholemia positivo, por pasar un semáforo en rojo o por hablar por celular mientras se maneja”, puntualizó. Sin embargo, ratificó que si la multa está mal hecha o hay elementos para anularla, “se puede hacer el reclamo pertinente, aunque la ley establece que sólo puede ser reducida hasta 33%”.

Incluso, según el director de Seguridad Vial, “son muy pocas las multas que se anulan”. En ese sentido, indicó que el multado debe acreditar fehacientemente que el parte está mal hecho y que se trata de un error grosero del policía.

Es por todo esto que el funcionario afirmó que “muchos prefieren aprovechar el descuento por pago voluntario”. Ante la consulta sobre si hay una orden por parte del Gobierno para que los policías hagan multas a diestra y siniestra con un objetivo recaudador compulsivo, Hómola lo negó. “No hemos dado esa orden, estamos cumpliendo la ley, aunque sí es cierto que ahora es mucho más fácil hacer multas con el PDA (Personal Digital Assistant o Ayudante Personal Digital), que es casi instantáneo, antes se confeccionaban las actas de infracción a mano y era más engorroso”, cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?