Marcas vs. devaluación: 'congelamiento” de precios y promos muy limitadas

Marcas vs. devaluación: 'congelamiento” de precios y promos muy limitadas

En otra semana de shock para la economía argentina, las automotrices intentaron perder la menor cantidad de clientes posible. Con precios “fijos” y liquidación de stock, apostaron a bonificaciones de apuro.

Las automotrices que comercializan sus vehículos en el país, estaba conformes el plan de subsidios del Estado, ya que les permitieron volver a estar en el radar de los clientes. Pero el peso volvió a sufrir una fuerte devaluación tras las PASO y esto hizo que las marcas debieran recalcular sus estrategias.

Así, de a poco, durante la semana fueron anunciando que “congelaban” sus precios para algunos modelos por pocos días, al tiempo que anunciaban aumentos de hasta 24,4% en otros modelos, atados, indefectiblemente, al valor del dólar.

En este sentido, la primera marca en comunicar las subas General Motors (Chevrolet). El martes, en su lista de precios hubo un ajuste de 23 por ciento en la mayoría de sus modelos, excepto en Cruze, Tracker y la pick up S10, los cuales hasta este domingo 18 se venderán “a un dólar de 45 pesos”.

Por su parte, el grupo FCA, optó este viernes por mantener el precio de los modelos Toro Freedom diésel, 500x Pop, Abarth y Doblo. Mientras que el resto de la gama Fiat y Jeep sufrió una suba de 12%, por debajo de la devaluación. Además, informó que mantendrá las bonificaciones.

Los precios de los autos están atados al valor del dólar.

Algo parecido decidió Ford Argentina, que hasta este martes 20 continuará comercializando Fiesta, Focus y Ranger 2019 al mismo precio que la semana antes de las elecciones. Es entendible: Fiesta y Focus están discontinuados y la pick up acaba de ser renovada en su MY 2020. La marca, que ya no muestra precios en su sitio web, no reveló cuánto aumentó el resto de la gama.

Renault registró subas de alrededor de 6%. Así, por ejemplo, el Kwid Zen que la semana pasada costaba 523.500 pesos, ahora puede conseguirse por 552.700 pesos, según el sitio oficial.

El líder de ventas Volkswagen, mientras, aumentó entre 11 y 12% el valor de todos sus modelos, con algunas excepciones, entre ellas un ajuste de 1% para modelos desactualizados y de 24,4% para la versión Trendline MT del Polo.

Toyota, por su parte, decidió no cambiar sus precios pese al derrumbe del peso. Esto significa que, en dólares, sus autos son a partir de esta semana más baratos. Un ejemplo: el Toyota Etios XLS automático 5 puertas cuesta 696.300 pesos, lo que el viernes 9 eran 15.071 dólares (tipo de cambio 46,20 pesos), mientras que con la cotización de este viernes (59 pesos), son 11.801 dólares.

Entre las automotrices generalistas, falta conocer el ajuste del Grupo PSA, que maneja Peugeot y Citroën. El miércoles lanzó ante la prensa el nuevo 2008, pero no informó los precios a la espera de la estabilización del dólar.

Tras días muy convulsionados, la industria espera definiciones respecto a la continuidad o no del plan oficial de subsidios y el ajuste del impuesto interno llamado “al lujo”, que a partir de los aumentos afecta a más modelos, incluso algunos de producción nacional.

Párrafo aparte para el supuesto congelamiento de las cuotas de los planes de ahorro, un sistema que viene muy golpeado desde la devaluación del 2018. De todas maneras, son pocos los que se animan a opinar al respecto esperando lo que se publique este martes en el Boletín Oficial.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?