La retracción en la venta de vehículos en el primer trimestre será de 50%

El dato es por demás preocupante para lo que queda del año. Automotrices, autopartistas y concesionarias están en máxima alerta. Temen por ola de despidos.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

Las automotrices, en alerta.

Con apenas cinco días hábiles por delante, ya es factible afirmar que marzo terminará con 40.000 vehículos patentados en todo el país, dándole forma a un primer trimestre de este 2019 con 50% menos de ventas que en el mismo periodo del 2018.

La cuenta es simple si se considera que en enero se vendieron 59.844 vehículos y en febrero 39.926, completando marzo con un número similar al mes anterior. Así, los 140.000 de este trimestre estarán muy lejos de los 275.555 de los primeros tres meses del año pasado.

Estas cifras, cabe aclarar, se comparan con un primer trimestre del 2018 que fue muy bueno en ventas, por eso la caída es tan abrupta y muestra números catastróficos.

Asimismo, se explica así el número total de autos vendidos el año pasado, 803.000, una cifra respetable pese al salto de los precios por la devaluación del peso en el segundo semestre. La explicación es, otra vez, que el primer semestre del 2018 fue muy bueno en ventas.

Pero todas estas interpretaciones estadísticas no compensarán lo que, espera la industria en general, sea un pésimo año para la venta de autos. Se habla de que con 600.000 vehículos vendidos en estos 12 meses, habrá alivio. Otros menos optimistas hablan de ventas por entre 500.000 y 550.000 rodados de todo tipo.

Planta de Peugeot en El Palomar.

Al mismo tiempo, en diversos medios porteños, ya empiezan a reflejarse las advertencias del sector sobre suspensiones y despidos, no sólo en las terminales, sino en las autopartistas y también en concesionarios oficiales.

“Nosotros armamos un complejo industrial y comercial para vender un millón de autos, y estaremos en la mitad de esa cifra, por lo que la estructura es insostenible”, le explicaba a MDZ Autos el gerente de una agencia oficial mendocina.

Otro dato se suma a esta crítica situación de uno de los sectores más importantes e influyentes de la industria: como ha venido pasando en los últimos meses, más allá de la caída de ventas, las casas matrices siguen trasladando las subas del dólar a los precios finales de los vehículos, por lo que se espera que en abril vuelvan a subir entre 4 y 5% promedio en todas las marcas.

Finalmente, para completar el panorama, cada vez son más los vehículos importados que conforman el total de ventas en Argentina, llegando al 70%. Esto, también, repercute en la fabricación de autos, que además se ha visto resentida por la caída de la demanda interna pero también por el menor dinamismo de Brasil.

En definitiva, y como ya se preveía, los datos del primer trimestre perfilan un 2019 muy malo para la industria automotriz –y para la economía en general- que prende todas las luces rojas posible de alarma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?