Combo de pésimas noticias para la industria automotriz

En los últimos días, una serie de datos negativos se fueron conociendo respecto al complejo automotriz y todo lo relacionado. El plan oficial de subsidios a la venta de autos 0Km no alcanzó para frenar la profunda crisis.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

Cierre de la planta de Zanella en Cruz del Eje, Córdoba.

El dato más conmocionante de las últimas horas relacionado al sector automotriz, una de las ramas de la industria más golpeada por la crisis, fue el cierre de la segunda planta de Zanella en un mes.

Pero no fue el único dato negativo que golpea a una de las más importantes industrias que tiene el país, la automotriz, que impacta a su vez en numerosas subramas y en localidades enteras que crecieron, muchas veces, a la sombra de una fábrica. Repasemos.

En menos de un mes, Zanella cerró dos de las cuatro plantas de producción que tiene en el país. La marca de motos y utilitarios de carga cerró primero la fábrica de Mar del Plata, donde iba a producir un camión urbano, que finalmente decidió traer importado desde China. Ahora cerró la planta de ensamblado de motos de la localidad cordobesa de Cruz del Eje, dejando a 40 personas en la calle.

No obstante, el Ministerio de Trabajo de Córdoba dictó una conciliación obligatoria para que la empresa suspenda los despidos.

Zanella cerró dos plantas por la crisis.

Por ahora, seguirán en operación los establecimientos de la provincia de San Luis (donde recientemente redujo en 50% el personal) y de la localidad bonaerense de Caseros.

Según explicó la marca, a la fuerte caída en las ventas, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) le adeuda un monto millonario por reintegros de IVA, tiene deudas previsionales y no logró conseguir el financiamiento necesario para enfrentar su crisis.

El diario BAE Negocios informó que “su presidente Walter Steiner, habría recurrido al Ministerio de Industria de Córdoba, pero el Banco de Córdoba no pudo concederle el préstamos por que la compañía pretendía un monto elevado a tasa cero”. En un reportaje concedido a BAE Negocios en enero, Steiner señaló: “El mercado se cayó, ya no es viable producir y ya no tengo volumen que justifique tener una planta en Mar del Plata. No hay señales de recuperación, la gente está preocupada y yo también”. “Al Gobierno no le interesa que la industria produzca”, decía el titular de Zanella en enero.

Por otro lado, este lunes se conocieron números de producción de vehículos en julio 2019, según Adefa. En comparación con el mes anterior, se registró una reducción de 9,5%, y si se lo compara con julio del 2018, el derrumbe fue de 47,8%. El acumulado en el año cae 35,6% en comparación con el mismo periodo del 2018.

La producción automotriz no remonta.

Para Adefa, la Asociación de Fabricantes de Automotores, el derrumbe de la producción es a causa de la “estacionalidad” y de la “vacaciones”. La entidad no menciona las suspensiones de personal que afectan a todo el sector, muchas veces camufladas como “vacaciones anticipadas” o “paradas por mantenimiento”.

Pero además, las exportaciones también caen, lo que hace que la capacidad instalada de las terminales argentinas estén apenas por encima del 32%. Según el mismo informe, las exportaciones se ubicaron en 19.913 unidades y tuvieron un incremento de 14,4 % con relación a junio pero una baja de 21,5% si se compara el volumen con el registrado en julio del 2018.

En el caso de las ventas a concesionarios, tuvieron un aumento en relación a junio, explicado por el plan oficial de subsidio a la venta de autos 0Km, pero marcó una fuerte baja respecto a un año atrás: “Las ventas a concesionarios contabilizaron 39.255 unidades, 7,5 % más respecto del mes anterior y 15,8% por debajo de su comparación con el mismo período del año pasado”.

Las ventas acotan la caída pero el comparativo anual es negativo.

Hace una semana, se conoció la noticia de que la empresa autopartista Clapp Argentina cerró la fábrica conocida como Unidad Mecánica Jeppener, en Brandsen, provincia de Buenos Aires. Los 40 operarios que trabajaban allí fueron despedidos, poniendo fin a la larga agonía de esa planta.

La fábrica de Jeppener pertenecía al Grupo PSA (Peugeot, Citroën y DS) y abastecía con motores y componentes a la planta de esa automotriz en El Palomar. En noviembre de 2017, PSA le cedió la operación de ese establecimiento a Clapp Argentina, que se comprometió a mantenerla en actividad. Los intentos fracasaron.

Según informó el sitio especializado Autoblog, después de meses de suspensiones y frenos en la producción por falta de insumos, hace 10 días los 40 operarios no fueron autorizados a ingresar al establecimiento. La empresa les entregó, a través de las rejas, un sobre cerrado a cada uno. Contenía una propuesta para aceptar el despido, cobrar 50% de la indemnización al contado y el resto en 18 cuotas.

Por últimos, se conocieron los números de ventas de vehículos 0Km en julio pasado. Si bien se notó una merma en la caída gracias al plan de subsidios, el comparativo con un año atrás marca que el mercado se contrajo 26,4%.

Sí se notó un aumento respecto a junio, por lo que el Gobierno nacional extendió el plan de ayuda por un mes más, durante todo agosto. Así, entre junio y julio del 2019, las ventas aumentaron 36,8%. Sin embargo, el acumulado del año da un rojo catastrófico de 47,4%.

Hablando de industria y plan de subsidios, como la ayuda estatal no está orientada a vehículos nacionales, sino que incluye a todos, hasta unidades de marcas premium, se profundizó la extranjerización de la oferta. Según un informe del Centro de Economía Política Argentina, CEPA, “la participación de las unidades importadas sobre el total de las ventas pasaron de 72,1% en junio del 2018 a 77,2% en el mismo mes del 2019”.

Autos premium importados también entran en el plan oficial de subsidios.

“Este proceso anticipa un escenario estructural complejo: las cuotas de mercado ganadas por unidades extranjeras dificultan la recuperación de la producción local en un eventual escenario futuro de recuperación de las ventas. Con un agravante de mediano plazo: el acuerdo de liberalización del sector autopartista, anunciado en el marco del futuro acuerdo UE- Mercosur, probablemente impacte de manera negativa sobre las pymes dedicadas al rubro”, alertó el CEPA.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?