Un sueco irrompible: conocé el Volvo con 5,2 millones de kilómetros

Un sueco irrompible: conocé el Volvo con 5,2 millones de kilómetros

Un P1800 S, con dos rectifiaciones encima, hizo esa increíble cantidad de kilómetros en 52 años de servicio. La expresión “primera mano” llevada a su máxima expresión.

MDZ Autos

MDZ Autos

Un Volvo P1800 S es oficialmente el auto que más kilómetros tiene a cuestas en todo el planeta, con Récord Guinness incluido. Y, al revés de lo que cualquiera podría imaginar, su estado de conservación es realmente espectacular. 

El auto fue producido en 1966 y adquirido recién salido de fábrica por Irv Gordon, un profesor norteamericano que lo conservó hasta el 15 de octubre de 2018, cuando murió a los 78 años, detalla el sitio TN Autos.

La curiosa historia de amor entre Irv y su P1800 S comenzó ni bien lo sacó del concesionario: a las 48 horas de haberlo comprado ya le había hecho 2.400 kilómetros.

Por su actividad, diariamente recorría alrededor de 200 km, cifra que había resultado demasiado exigente para su viejo Chevrolet Corvair, al que reemplazó por este Volvo. Rápidamente el kilometraje fue creciendo hasta acercarse al millón.

En los primeros diez años de uso le hizo medio millón de millas (804.672 km). Al millón de millas (1.609.344 km) llegó en 1987 y al Récord Guinness de 1,69 millones de millas (2.719.791 km), en 1998. 

Semejante kilometraje arriba del mismo auto convirtió a Irv Gordon en un personaje muy conocido y querido por los fierreros de todo el mundo. Su fama aumentó todavía más cuando alcanzó los 2 millones de millas (3.218.688 km) en el 2002 y cuando trepó hasta los 3 millones de millas (4.828.032) en el 2003. 

Al Volvo le reconstruyó de manera preventiva el motor al superar el millón de kilómetros, aunque explicó que no era necesario. Y en el 2009 lo volvió a reconstruir de cero, ya que el desgaste le había ocasionado una pérdida de compresión.

Por supuesto, la marca sueca se enteró de sus travesías y le regaló un 780 Coupé cuando llegó al millón de millas. Lo usó como auto familiar y lo vendió con 700.000 km. Más adelante, cuando superó los 3 millones de millas conduciendo por una ruta de Alaska (patrocinado por la marca), le obsequió un XC60 0 km.

Gordon solía decir que manejar era lo único que lo mantenía vivo y que moriría al volante. Por eso su familia no lo separó nunca del auto y, cuando falleció, detuvieron el auto para siempre y el odómetro quedó en 3.260.257 millas, el equivalente a 5,25 millones de kilómetros.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?