Que le pasa tu cuerpo cuando estas dos semanas sin hacer ejercicio

Según un estudio, dos semanas de inactividad pueden llegar a disminuir los niveles de condición física. Lo más importantes es: cuánto tiempo te llevará en recuperarla.

Enrique Eiras

Por todos es conocido que la falta de ejercicio puede aumentar el riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Sin embargo, un nuevo estudio ha descubierto que el riesgo de estas enfermedades podría aumentar con tan solo 2 semanas de inactividad.

La falta de actividad física regular es un factor clave en la obesidad. Y esto, a su vez, puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca e incluso algunos tipos de cáncer. Además hacer muy poco ejercicio también puede obstaculizar la salud de los huesos y los músculos..

Los riesgos de estar dos semanas inactivo

Una investigación realizada por la Universidad de Liverpool en Reino Unido buscó responder a esa pregunta. En el estudio preliminar, que se presentó en la Reunión Anual de este año de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (AEED) en Barcelona, participaron 28 personas que diariamente caminaban más de 10.000 pasos al día y que redujeron sus pasos alrededor de 10.000, lo que significaba, volverse casi completamente sedentario e intercambiar caminatas u otras formas de ejercicio durante 103 minutos adicionales de tiempo diariamente.

Después de 14 días, los investigadores analizaron los niveles de condición física general de los participantes, que midieron a través de una combinación del pico máximo de VO2 y la función cardiovascular a través de la salud de los vasos sanguíneos. Descubrieron que su función cardiovascular había disminuido en casi un 2 por ciento y el pico de VO2 se había reducido en un 4 por ciento, lo que llevó a una caída general de los niveles de condición física de hasta un 4 por ciento.

Además, su salud metabólica también se había visto reducida: su grasa corporal total aumentó un 0,5 por ciento, la circunferencia de la cintura en poco menos de un centímetro y la grasa del hígado en un 2 por ciento. También se volvieron más resistentes a la insulina, lo que provoca que se acumule un exceso de azúcar en la sangre y aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Es probable que estos efectos negativos para la salud sean producto de la subutilización muscular: cuando dejas de hacer ejercicio, tus músculos se contraen con menos frecuencia y reduce la activación de una enzima llamada AMPK, que ayuda a la absorción de azúcar en la sangre como combustible, según cuenta Kelly Bowden Davies, profesora de Ciencias del Deporte y del Ejercicio en la Universidad de Newcastle, Reino Unido.

Los riesgos de estar inactivo

No significa que debas entrar en pánico si descansas algunas semanas de entrenamiento. Los investigadores también estudiaron cuánto tiempo lleva recuperar este estado físico, y esos resultados fueron un poco más alentadores. Después de que los participantes reanudaran su rutina de ejercicios, los investigadores volvieron a evaluar sus niveles de condición física 14 días después, la misma cantidad de tiempo que descansaron, y descubrieron que habían regresado a su estado físico.

Según el estudio, la mejor manera de compensar estas consecuencias para la salud es asegurarse de realizar una actividad física habitual. Entonces, incluso si no podes hacer tu entrenamiento regular, simplemente debes hacer un pequeño impulso de ejercicio en aquellos momentos en los que tengas un pequeño tiempo libre.

Pero incluso si estás lesionado durante un par de semanas, o si las circunstancias te alejan temporalmente de tu rutina de entrenamiento, no te preocupes por esos días de inactividad deportiva porque tus niveles de condición física deberían recuperarse rápidamente cuando vuelvas a practicar deporte.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?